El Senado de Estados Unidos aprobó los primeros minutos de este miércoles la reforma fiscal, lo que representa la victoria legislativa más importante para el presidente Donald Trump en lo que va de su mandato.

Con 51 votos a favor y 48 en contra, la cámara alta estadunidense abrió paso a la iniciativa tributaria de la Casa Blanca, anunció el vicepresidente Mike Pence, quien presidió la votación, reportó la cadena Fox News.

La Cámara de Representantes había aprobado el proyecto de ley más temprano, pero el Senado le hizo cambios técnicos y la cámara baja deberá votarlo de nueva cuenta el miércoles.

Analistas citados por la cadena de noticias consideraron un hecho que la Cámara de Representantes vuelva a aprobar la reforma, que sería firmada y promulgada por Trump el mismo miércoles en la Casa Blanca.