El gobierno de Chiapas solicitó el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para fortalecer la entrega de ayuda humanitaria en Chalchihuitán y Chenalhó.

Durante una reunión con el coordinador residente en México de la ONU, Antonio Molpeceres, funcionarios estatales, encabezados por el secretario general de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, dieron a conocer detalles sobre la situación en la región de los Altos.

El funcionario estatal indicó que por instrucciones del gobernador Manuel Velasco, se reforzó la presencia institucional en materia de ayuda humanitaria para atender a la población desplazada mediante brigadas de Protección Civil, de la Secretaría de Salud y del DIF Chiapas.

También el reforzamiento de seguridad con 150 elementos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, así como de la Secretaría de la Defensa Nacional, quienes llevan a cabo recorridos preventivos en ambos municipios.

De acuerdo con el funcionario estatal, el gobierno de Chiapas instalará un Centro de Atención Comunitario en la zona para brindar garantías de seguridad, servicios de salud, alimentación y cualquier tipo de apoyo logístico y administrativo.

A su vez, Antonio Molpeceres se comprometió a enviar a funcionarios de la oficina del Alto Comisionado para los refugiados, a fin de contar con un reporte de la situación que prevalece en la región.

También ofreció que, al instalarse el Centro de Atención Comunitario, la oficina del coordinador residente de la ONU en México enviará un representante para ofrecer apoyo del organismo internacional.

Aseguró que a principios del año próximo se enviará también una delegación de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con la finalidad de poner en operación programas para la producción de alimentos.