La administración del presidente Donald Trump destacó hoy la colaboración entre Estados Unidos y México, luego que las autoridades de ese país extraditaron a  Mario Ramírez Treviño, alias ‘Mario Pelón’, o el ‘X-20’, presunto exlíder del Cártel del Golfo.

“La extradición de Mario Ramírez Treviño es otra demostración de la excelente asociación que tenemos con el Gobierno de México” dijo este martes Anthony D. Williams, jefe de operaciones de la agencia antidrogas estadunidense, la DEA, en un comunicado.

El acusado fue presentado este día ante la juez federal Deborah Robinson, de la corte federal de Distrito de Columbia en esta capital, en su comparencia inicial dentro del encauzamiento criminal por narcotráfico que enfrenta ante la justicia estadunidense.

El hombre, quien estaba bajo custodia de las autoridades mexicanas desde su arresto en agosto de 2013, fue acusado en mayo de ese año, junto con 25 personas más, de conspirar para fabricar y distribuir cinco kilogramos de cocaína e importar a Estados Unidos mil kilógramos o más de marihuana.

Asimismo enfrenta dos cargos de intento de distribución de cinco kilogramos o más de cocaína para su importación a Estados Unidos.

Está acusado también de haber participado en el traslado de un cargamento de aproximadamente 10 toneladas de cocaína, incautadas por las autoridades mexicanas en octubre de 2007, y un cargamento de dos mil 400 kilogramos de cocaína decomisado por las autoridades de Panamá en noviembre de 2007.

“Agradecemos y reconocemos los importantes esfuerzos de nuestros socios mexicanos en la búsqueda de la justicia y el desmantelamiento de las organizaciones de tráfico de drogas y sus elementos de comando”, dijo Williams.