El 48 por ciento de jóvenes mexicanos de entre 20 y 29 años piensa independizarse y dejar de vivir con sus padres el próximo año, señala el portal inmobiliario DadaRoom.com.

“En enero, el número de visitas a portales de renta compartida incrementa hasta 75 por ciento con respecto a otros meses. La demanda de cuartos en renta aumenta debido a que los jóvenes tienen mayor presupuesto e iniciativa para comenzar a vivir por su cuenta”, asegura la fundadora del sitio web, Pamela Olvera.

En un comunicado, explica que 68.5 por ciento de ellos toma dicha decisión con la finalidad de independizarse y vivir cerca del lugar de trabajo o de la escuela; no obstante, este paso implica tener la solvencia económica para costear un lugar donde habitar.

En este sentido, refiere que algunos jóvenes optan por compartir los gastos con roomies, por lo que sugiere considerar que la renta no sobrepase la cuarta parte de su ingreso, así como los gastos burocráticos, que son parte de los requisitos para adquirir un departamento en renta.

Por ejemplo, el depósito de al menos uno o dos meses de alquiler, aval, y en ciertos casos un monto por concepto de investigación, y tomar en cuenta que el precio promedio de arrendamiento de un departamento en la Ciudad de México es de seis mil pesos, señaló el portal.

Además, será necesario invertir en muebles básicos, como refrigerador, parrilla, horno de microondas, cama individual y cajonera, que juntos podrían suponer un gasto de unos 15 mil pesos, así como una primera despensa que puede alcanzar mil pesos para comenzar.