A tres meses del sismo del 19 de septiembre, todavía hay decenas de miles de damnificados en espera de apoyo y acciones que les den certidumbre respecto de la reconstrucción o reparación de los daños que sufrieron por el fenómeno natural, aseguró la diputada priista Dunia Ludlow.

La presidenta de la Comisión de Vivienda de la Asamblea Legislativa, comentó que al 3 de diciembre de 2017 se tiene un universo de entre 700 y 800 edificios catalogados como inmuebles que representan un riesgo para la seguridad de las personas.

Abundó que de ese universo, al menos 329 ya fueron valorados por el Instituto de Seguridad de las Construcciones de la Secretaría de Obras y Servicios, estableciéndose 102 edificios por demoler.

Sin embargo, dijo, la integración de los expedientes para las demoliciones está muy rezagada, pues sólo se han integrado 35 de los 102 que se requieren, y no existe certeza sobre la disponibilidad del financiamiento para llevarlas a cabo.

En conferencia de prensa, declaró que al ritmo que se está trabajando, la atención preliminar a las tareas de reconstrucción se llevará cuando menos seis meses más, lo cual coincidirá con el proceso electoral de 2018, por lo que urgió a reactivar y acelerar los trabajos.

Señaló que la falta de coordinación y consistencia entre las diferentes dependencias del gobierno capitalino, hace que las personas y familias afectadas se resisten a participar.

Ello obedece, dijo, a la incertidumbre que existe en el proceso, pues las autoridades no han explicado a la población los pasos a seguir para la recuperación de sus inmuebles.

Declaró que todavía no se ha podido realizar la demolición de un sin número de inmuebles y la dictaminación supera por mucho la capacidad de respuesta del Gobierno de la Ciudad de México.

Informó que en la Comisión de Vivienda de la Asamblea Legislativa prepararon un documento balance a tres meses del sismo del 19 de septiembre, donde se demuestra la desarticulación con la que están trabajando las dependencias encargadas de responder a las necesidades de la gente frente a la contingencia.