El exterrorista italiano Maurizio Tramonte, condenado a cadena perpetua por un atentado que en 1974 causó ocho muertos y cientos de heridos en la norteña ciudad de Brescia, llegó hoy a Roma tras ser extraditado desde Portugal, donde fue capturado en junio pasado.

Tramonte, de 65 años y exmilitante de las organizaciones fascistas Movimiento Social Italiano (MSI) y Orden Nuevo, está acusado de ser uno de los autores del atentado del 28 de mayo de 1974 en la plaza de La Loggia de Brescia, donde ese día tenía lugar una manifestación contra el terrorismo de ultraderecha.

El avión con el detenido arribó en torno de las 13:30 hora local (11:30 GMT) al Aeropuerto Internacional Leonardo Da Vinci de Roma.

Escoltado por agentes de la policía, Tramonte fue trasladado a la cárcel de máxima seguridad de Rebibbia, donde deberá permenecer por el resto de su vida.

Tramonte fue detenido el 21 de junio pasado en el santuario portugués de Fátima, tras haber escapado de Italia, luego que el 20 de junio la Corte Suprema confirmó, a 43 años de distancia del atentado, la condena a cadena perpetua en su contra.

Por el mismo atentado también fue sentenciado Carlo María Maggi quien, sin embargo, debido a sus malas condiciones de salud cumple una condena bajo arresto domiciliario.

Con la extradición de Tramonte se cierra el largo e intrincado caso del atentado de la Plaza de la Loggia de Brescia, perpetrado en los llamados “años de plomo” del terrorismo de ultraizquierda y ultraderecha que causó cientos de víctimas en Italia.