La senadora Lorena Cuéllar Cisneros propuso modificar la Ley General de Desarrollo Social con el fin de que el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), pueda dar indicadores para conocer la situación de los niños, particularmente indígenas.

Consideró que pese a los importantes avances en materia legislativa para proteger y garantizar los derechos de la infancia en el país, las cifras muestran que una gran parte todavía de esta población no puede ejercerlos.

En un comunicado expuso que cuando se invierte en la infancia como parte del proceso de desarrollo, se alcanza una comprensión más plena de la importancia de una política de estas características para el establecimiento de un Estado de derecho y de derechos.

La legisladora del Partido del Trabajo (PT) abudó que en contraste, al omitir estas acciones se genera una visión limitada de la calidad de vida y la manera cómo impactan las políticas sectoriales dirigidas a los niños de México.

Expuso que de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geofrafía (Inegi), una de cada cuatro personas indígenas está completamente excluida del acceso a educación.

Además de que 28 por ciento de la población de entre 5 a 19 años es analfabeta, en tanto que a nivel nacional ese grupo representa nueve por ciento, sin embargo dichas estas cifras no se contemplan en las mediciones que realiza el Coneval.

Por ello consideró necesario fortalecer estos indicadores para tener una visión más clara de la situación de la infancia en términos del cumplimiento de sus derechos.