La presidenta del Grupo de Amistad México-Turquía, Paola Iveth Gárate Valenzuela, se pronunció por trabajar conjuntamente con acuacultores mexicanos para exportar camarón a Turquía, así como conocimiento y tecnificación del rubro.

El propósito es que México desarrolle esta actividad en aquel país, a fin de convertirla en puente para conectarse con más naciones de la zona.

“La acuacultura ha crecido exponencialmente, si se logra traspasar fronteras y, ante la adversidad del escenario con Estados Unidos, será de gran ganancia para productores y posicionará al mercado”, indicó la diputada priista en un comunicado.

En reunión de trabajo con funcionarios de la embajada turca en México, y con acuacultores nacionales, la legisladora mencionó que es necesario concretar el Tratado de Libre Comercio con ese país, así como establecer una ruta aérea directa que fortalezca el intercambio.

El embajador de Turquía, Tahsin Timur Söylemez, aseguró que hay un gran mercado para el camarón mexicano en su país, el cual está en busca de nuevas oportunidades comerciales, pues “hacer negocios con Turquía es entrar al comercio con Europa”.

Enfatizó que aquella nación es plataforma perfecta para introducir este tipo de productos a otros territorios de la región, como Italia, Grecia y Alemania, con la cual mantiene estrechas relaciones comerciales.

Walter Hubert Zamudio, de Acuícola La Filipina, aseguró que México puede proporcionar y exportar un camarón de muy buena calidad, ya que se cultiva desde que es larva hasta una talla comercial, en estanques y cumpliendo los estándares.

Propuso hacer una misión comercial en Turquía para conocer las oportunidades y riesgos financieros que implicaría llevar este producto a ese mercado europeo.