El diputado Eukid Castañón Herrera informó que impulsa una iniciativa para endurecer las penas contra los operadores de servicio de transporte, público y privado, que incurran en el delito de feminicidio.

Asimismo, para sancionar de manera más severa a la autoridad competente que no conceda las medidas cautelares cuando la víctima se encuentre en peligro.

El integrante de la Comisión de Gobernación, detalló en un comunicado que su propuesta busca reformar los artículos 326 y 327 del Código Penal Federal y los preceptos 27 y 28 de la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia.

El documento plantea eliminar el plazo de 72 horas de protección de víctimas en caso de riesgo, para extenderlo al periodo que se requiera “según la circunstancia”.

Además, que la protección pueda ser solicitada por una persona externa a la mujer afectada, siempre y cuando existan elementos que lo justifiquen.

El legislador señaló que con dichas modificaciones se pretende otorgar mayor certeza jurídica en materia de prevención, erradicación y sanción de la violencia contra las mujeres.

Indicó que con las eventuales reformas se acatarán las recomendaciones emitidas durante 2012 por la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés), organismo avalado por las Naciones Unidas.

Finalmente, dijo que es inaplazable la necesidad de legislar en la materia, “ya que existe un tema de imprecisión, en virtud de que la norma vigente presenta múltiples interpretaciones que pueden derivar en un perjuicio para la víctima”.