El Zoo Aquarium de Madrid recibe en estos días a sus visitantes deseándoles una Feliz Navidad y Año Nuevo con un nacimiento instalado en el gran acuario marino tropical, entre tiburones.

Zoo Aquarium de Madrid, en colaboración con Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, realizaron la tradicional inmersión en el tanque de tiburones del Aquarium con la colocación de tres reyes en forma de miniglú con el objetivo de fomentar el reciclaje de vidrio en estas fechas.

A una profundidad de cuatro metros y 23 grados de temperatura, el equipo del Aquarium buceó entre cinco tiburones grises, un tiburón toro de más de tres metros de longitud llamado Morgana, un tiburón nodriza y dos escualos de puntas negras.

Asimismo, cuatro rayas, una tortuga caretta, una verde y un tiburón alfombra hasta completar las cinco figuras principales de metacrilato de metro y medio de altura que integran el Belén y los tres miniglús de Ecovidrio.

Tras finalizar esta espectacular puesta en escena José Luis Magro, representante de Ecovidrio, señaló que “en esta fechas navideñas se recicla el 20 por ciento de los envases de vidrio de todo el año".

"Con esta acción queremos concientizar a todos los ciudadanos de la necesidad de llevar los envases de vidrio hasta el contenedor verde y así disfrutar de los muchos beneficios ambientales que este gesto produce”, dijo.

Todos aquellos que se acerquen al zoológico estas navidades podrán adquirir uno de los miniglús de especies amenazadas diseñados especialmente para Zoo Aquarium de Madrid como el mejor obsequio para animar a reciclar en casa estas fiestas y contribuir a proteger el medio ambiente.

La recaudación de la venta de esta edición limitada de miniglús con imágenes de especies amenazadas como el lince ibérico o el oso panda, se destinará a la Unidad Canina de Rescate y Salvamento que opera en la Comunidad de Madrid.

Esta es una ONG sin ánimo de lucro cuyas labores se centran en encontrar a personas desaparecidas gracias a un equipo de voluntarios que adoptan y entrenan a sus propios perros.

Además se financia el mantenimiento de esta organización para la búsqueda de personas, y se fomentará la adopción de animales abandonados a través de protectoras, evitando la compra de animales como regalos y enseñando la labor que cualquier perro doméstico puede llegar a desempeñar como un auténtico héroe.

Zoo Aquarium de Madrid es un parque zoológico que cuenta con más de cuatro mil animales de 500 especies diferentes a lo largo de sus 22 hectáreas distribuidas en cinco continentes.

En colaboración con la Fundación Parques Reunidos y en el marco de EAZA (Asociación Europea de Zoos y Acuarios) se llevan a cabo cerca de 60 EEPs (Programa Europeo de Especies en Peligro).

Esto como una contribución directa a la conservación de especies amenazadas a través de proyectos in situ, ex situ y actividades educativas encaminadas a la concientización, el respeto del reino animal y el cuidado del medio ambiente.