Las autoridades venezolanas anunciaron hoy el restablecimiento en casi 100 por ciento del servicio de energía eléctrica, tras un apagón que afectó durante varias horas la zona metropolitana de Caracas y los estados vecinos de Miranda y Vargas.

La falla provocó la suspensión del servicio del Metro de Caracas, que transporta a más de un millón de personas al día, y afectó el funcionamiento de los semáforos, lo que provocó caos en el transporte público, pero horas después se normalizaron sus operaciones al regularizarse el suministro de energía eléctrica.

El ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta, dijo que se había recuperado el servicio en la mayor parte, pero que se estaban haciendo trabajos para la estabilización del sistema.

Atribuyó la falla a un accidente la subestación en la localidad de Santa Teresa del Tuy, en el estado de Miranda, debido al desprendimiento de un puente por el que circula la energía de 230 kilovatios y suministra energía a toda Caracas.

"Ya recuperamos toda la carga eléctrica en la Gran Caracas y también todos los servicios. Ésto gracias al esfuerzo de los trabajadores de Corpoelec (Corporación Eléctrica Nacional)", dijo. Sin embargo, indicó que el personal de Corpoelec trabajaba para estabilizar el sistema tras la falla.

"El puente eléctrico es un cable aproximadamente de cinco a seis metros que une a la subestación que genera la electricidad con la torre de transmisión y al desprenderse no hay contacto entre generación y transmisión", agregó en declaraciones a la televisión oficial.