El encargado de despacho de la delegación Cuauhtémoc, Rodolfo González Valderrama, destacó la necesidad de establecer una mesa de trabajo entre funcionarios del gobierno capitalino, de la demarcación y líderes del comercio en vía pública, a fin de ordenar su actividad e incrementar las condiciones de seguridad de vecinos y compradores.

Durante la sesión semanal de seguridad pública delegacional, Héctor Miguel Basurto Carmona, director general de la Policía de Proximidad, informó que en los últimos días fueron presentados 458 ambulantes, 613 franeleros y 294 motos fueron llevadas al corralón por diversas irregularidades.

Por su parte, la directora general de Servicios Urbanos, Aliza Chelminsky, solicitó a la policía de Basurto Carmona continuar con las acciones para hacer cumplir la ley respecto al abandono de cascajo en la vía pública y remitir a quienes la infrinjan.

“Desde el sismo, nosotros establecimos un programa de recolección de cascajo temporal, entendiendo que los vecinos, sobre todo de las colonias Roma y Condesa, que es donde hubo mayor número de daños, estaban sacando una gran cantidad de cascajo”, manifestó la funcionaria. 

Dijo que durante la emergencia, la delegación Cuauhtémoc recolectó dos mil toneladas de cascajo y se informó oportunamente a los vecinos que se trataba de una labor temporal, por lo que los responsables de las obras tendrían que hacerse cargo del material y no arrojarlo a las calles. 

En este punto, la delegación acordó realizar una denuncia ante la Fiscalía Especializada en Delitos Ambientales y Protección Urbana (Fedapur), para que se realice una investigación sobre la situación y se dé seguimiento al tema de forma coordinada con la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México.