La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó con un alza de 1.15 por ciento, en una sesión de escasa información económica y la atención de los inversionistas en la reforma fiscal en Estados Unidos, que se espera se apruebe esta semana.

En cifras definitivas de cierre, el S&P BMV IPC se ubicó en 48 mil 634.54 unidades, con 522.99 enteros más respecto al nivel previo.

En Estados Unidos, el Dow Jones subió 0.57 por ciento, el Standard and Poor's 500 terminó con 0.54 por ciento más y el Nasdaq ganó 0.84 por ciento.

Al concluir la jornada accionaria, en la Bolsa Mexicana se operó un volumen de 342.9 millones de títulos, por un importe económico de 11 mil 228.4 millones de pesos; 91 emisoras ganaron, 33 perdieron y cinco se mantuvieron sin cambio.

Las emisoras que apoyaron el avance del principal indicador accionario fueron Grupo Financiero Banorte que ganó 2.52 por ciento; Grupo Alfa con 1.90 por ciento; Femsa 1.59 por ciento; Grupo México con 1.45 por ciento y América Móvil que terminó con 0.85 por ciento.

El mercado está a la espera de que en Estados Unidos se apruebe la reforma tributaria esta semana, además de la publicación de datos económicos en ese país como los inicios de vivienda y los permisos de construcción de noviembre.

En el mercado cambiario, el peso cerró la sesión con una apreciación moderada de 0.16 por ciento o 3.2 centavos, al cotizar en alrededor de 19.08 pesos por dólar, ganando terreno frente al dólar a la par de la mayoría de los principales cruces, de acuerdo con Banco Base.

Durante la sesión, explicó que la baja volatilidad del tipo de cambio se debió a la ausencia de indicadores económicos relevantes en México y Estados Unidos y a la falta de noticias clave para el mercado cambiario.