La Autoridad Palestina (AP) condenó hoy el veto de Estados Unidos a un proyecto de resolución de las Naciones Unidas (ONU) sobre Jerusalén, calificándolo de una “burla” a la comunidad internacional y una concesión a la ocupación y agresión israelí.

"El veto estadunidense en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre un proyecto de resolución, que rechaza el reconocimiento de Jerusalén como la capital de Israel, se opone al consenso internacional y contraviene las resoluciones de la comunidad internacional y del Consejo de Seguridad”, afirmó Nabil Abu Rudeineh, portavoz de la presidencia palestina.

Estados Unidos vetó este lunes un proyecto de resolución del Consejo de Seguridad, que condena el reconocimiento por parte de Estados Unidos de que Jerusalén es la capital de Israel, y hace un llamado a los países para que no trasladen sus misiones diplomáticas a la ciudad.

Pese a que los otros 14 miembros del Consejo de Seguridad votaron a favor del texto, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo “no”, haciendo uso de su derecho a veto, por primera vez desde que el presidente Donald Trump asumió el poder a principios del año.

El proyecto de resolución, patrocinado por Egipto, afirma que "cualquier decisión y acción que pretenda haber sido alterada, el carácter, el estado o la composición demográfica de Jerusalén no tienen ningún efecto legal, son nulos y deben rescindirse en cumplimiento con las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad.

En este sentido, el texto exhorta a todos los Estados a abstenerse de establecer misiones diplomáticas en la Ciudad Santa de Jerusalén.

El vocero del presidente palestino Mahmoud Abbas consideró que el veto estadunidense a la resolución de la ONU representa una “completa parcialidad con la ocupación y la agresión israelí”, según un reporte de la agencia palestina de noticias WAFA.

Abu Rudeina hizo hincapié en que este veto conduciría a un mayor aislamiento de Estados Unidos y es una burla y provocación a la comunidad internacional.

"Continuaremos nuestras acciones en las Naciones Unidas y en todas las instituciones internacionales para defender los derechos de nuestro pueblo", subrayó el vocero de la presidencia de la AP.

Desde el 6 de diciembre pasado, cuando el presidente Trump reconoció a Jerusalén como la capital de Israel, las tensiones en Cisjordania, Jerusalén Oriental y Gaza han aumentado, con enfrentamientos, heridos y detenciones todos los días. 

La madrugada de este lunes, la aviación israelí bombardeó seis objetivos del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas) en la Franja de Gaza, incluido un complejo militar que sirve como sitio de entrenamiento e infraestructuras a militantes del grupo.

Los bombardeos se dieron horas después de que dos cohetes fueron disparados la tarde del domingo la tarde del domingo contra el Consejo Regional de Hof Ashkelon, uno de ellos causando daños a una casa cercana.

"Hamas es el único responsable de la situación en la Franja de Gaza. las Fuerzas de Defensa Israelíes (FDI) se toman muy en serio el lanzamiento de cohetes contra las comunidades israelíes y no permitirán ningún daño o intento de dañar a los ciudadanos del Estado Israel", afirmó este lunes un portavoz del Ejército.

Las sirenas de alerta de ataque aéreo sonaron este lunes en tres ocasiones en la zona industrial de Ashkelon y una en las comunidades cercanas, como resultado de un lanzamiento fallido de un cohete, que explotó dentro de la Franja de Gaza.