Un restaurante que se había instalado ilegalmente en una zona de anidación de las tortugas marinas “Golfina” y “Prieta” fue retirado por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Se ubicaba sobre la playa en Cabo San Lucas, Baja California Sur, con más de 370 metros cuadrados, consistentes en carpas, un bar, mesas y mobiliario.

Tras una inspección de la procuraduría ambiental, se percataron que el restaurante de mariscos no contaba con la acreditación ni la autorización en materia de impacto ambiental que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Por ello, se aseguró el mobiliario y objetos que conformaban el comercio perteneciente a la empresa ABBA y Compañía, S. de R.L. de C.V., y se procedió a liberar los 370 metros cuadrados.

De acuerdo con un comunicado, la empresa mencionada podría ser sancionada con multa económica desde 30 a 50 mil Unidades de Medida y Actualización, así como la clausura definitiva total del establecimiento, basándose en la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente.

Estas acciones se realizaron en coordinación con la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Dirección de Zona Federal Marítimo Terrestre del ayuntamiento de Los Cabos, Baja California Sur.