La diputada local, Juana María Juárez López, planteó destinar 300 millones de pesos, en el Presupuesto 2018, para iniciar el saneamiento del Río Santiago y de la presa San Lucas, en la delegación Xochimilco, en beneficio de los habitantes.

De acuerdo con la legisladora, el afluente presenta una severa contaminación generada por las aguas residuales que vierte el Reclusorio Sur, por lo que es urgente iniciar el rescate ambiental, ya que fluye en una zona clasificada como suelo de conservación y zonificada como agroecológico.

La legisladora advirtió que la calidad actual del agua del río Santiago es un factor de riesgo para la salud de los habitantes de esa zona de Xochimilco, debido a que la contaminación que registra impacta el suelo de conservación y el Vaso Regulador de San Lucas Xochimanca, de donde se abastece de agua a las chinampas.

Mencionó que en 2013 la Comisión de Derechos Humanos capitalina emitió una recomendación a diferentes dependencias del gobierno de la ciudad y delegacionales para aplicar un plan urgente de rescate ambiental y de saneamiento del citado río para revertir el daño que sufre desde hace más de 20 años.

La vicecoordinadora de Morena en la Asamblea Legislativa consideró que resulta insuficiente la planta de tratamiento de aguas residuales del reclusorio, construida hace más de 30 años para sanear el agua del Reclusorio Sur.