El Ayuntamiento de París anunció hoy el lanzamiento en enero próximo de un concurso internacional para renovar el acceso y el entorno de la Torre Eiffel.

El objetivo, de acuerdo con la presidencia municipal parisina, es “hacer la visita al monumento más emblemático de París, más agradable y accesible a todos” y evitar las desordenadas filas actuales.

Según el Ayuntamiento, la configuración actual del lugar “no permite siempre guiar y acoger en condiciones satisfactorias” a los seis millones de personas que visitan en promedio la torre anualmente, ni a los 20 millones que transitan en torno a ella.

En un comunicado publicado este lunes, el ayuntamiento precisó que el proyecto incluye la instalación de baños públicos, bancos, consignas y puestos de comida, así como una mejor señalización.

“La ciudad de París asociada a la Sociedad de Explotación de la Torre Eiffel (SETE) desea ofrecer a los visitantes del más célebre monumento parisino una acogida de calidad en un recorrido de descubrimiento repensado, accesible a todos a la altura de este lugar excepcional”, explicó el boletín.

París busca “un proyecto bello y ecológico, respetuoso del lugar, y a la vez sobrio y ambicioso, ágil y evolutivo”, agregó el boletín informativo. El proyecto deberá estar listo antes de 2024, año en el que la capital de Francia acogerá los Juegos Olímpicos de verano.

Según el calendario propuesto, las obras comenzarían entre los años 2021 y 2023. El equipo de arquitectos, paisajistas y urbanistas ganador del concurso será anunciado en la primavera del año 2019.

Previamente, a mediados de 2018, la Torre contará ya con un muro de vidrio antibala para proteger a los visitantes de los accesos a la “dama de hierro” del riesgo de un atentado terrorista.

El conjunto de proyectos tendría, según medios franceses, un presupuesto superior a los 300 millones de euros (350 millones de dólares).