Con un precio de 275 millones de euros, 324 millones de dólares, la casa más cara del mundo fue adquirida en Francia por un príncipe de Arabia Saudita, reportaron hoy medios locales.

De acuerdo con las fuentes, se trata de una vivienda cuya construcción terminó en 2011 bautizada “Castillo Luis XIV”, que se ubica en la occidental zona de Louveciennes, en las afueras de París.

El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed Ben Salman Al Saoud, según la prensa francesa y estadunidense, adquirió la propiedad en 2015, pero se desconocía la identidad del propietario, que desembolsó la mayor cifra jamás pagada por una casa a nivel mundial.

La propiedad, que tiene una superficie habitable de cinco mil metros cuadrados, fue bautizada “Castillo Luis XIV” en honor al rey francés del mismo nombre.

La arquitectura de la residencia es de estilo del siglo XVII y cuenta con las más modernas tecnologías, así como con sala de cine, un acuario gigante y fuentes controlables con un teléfono inteligente, entre otros detalles.

La casa fue vendida por la empresa francesa especializada en propiedades inmobiliarias de lujo Daniel Féau, que forma parte de la red de la casa de subastas Christie’s.