La Patrulla Fronteriza, en Arizona, indicó que en los dos primeros meses del año fiscal 2018 en Estados Unidos, bajó un 18 por ciento el arresto de menores migrantes no acompañados en dicho estado.

En un reporte, la corporación indicó que en octubre y noviembre pasado fueron asegurados mil 696 niños y adolescentes en Arizona, en tanto que en los mismos dos meses de 2016 sumaron dos mil 071, lo que implica 375 menos.

Recordó que en la Unión Americana el ejercicio fiscal inicia el 1 de octubre del año anterior y termina el 30 de septiembre del año nominativo, en este caso 2018.

Además de los menores de edad de México, también se toman en cuenta en dichas cifras a los procedentes de Guatemala, El Salvador y Honduras.

En el marco del Día Internacional del Migrante, la investigadora de El Colegio de Sonora, Gloria Ciria Valdez-Gardea, indicó que cada año son alrededor de 47 mil menores los que son enviados de vuelta a sus localidades luego de ser detenidos por las autoridades estadounidenses.

De ellos, 34 mil son menores originarios de Centroamérica y el resto de México, precisó la catedrática mediante un artículo en la revista digital “Portales” de la misma institución educativa.

Destacó que de los menores que transitan por Sonora y son atendidos en la frontera, el 80 por ciento son niños y 20 por ciento niñas, cuyas edades oscilan entre 13 y 17 años, además que su retorno se realiza principalmente por la ciudad de Nogales, Sonora.

“Altar es considerada como puerta de entrada para cruzar de manera clandestina hacia la Unión Americana. El flujo de la migración hacia El Sásabe es por esa vía. Este territorio cuenta con la infraestructura necesaria para aquellos que pretenden ingresar hacia los Estados Unidos”, sostuvo.

Detalló que los menores migrantes no acompañados o acompañados con destino a Estados Unidos de Norteamérica son actores de especial interés, pues son más vulnerables.

Para proporcionar apoyo a estos pequeños, dijo, es importante que aparezca en la agenda local, nacional e internacional la realidad que viven estos individuos al momento de querer cruzar la frontera en busca de su familia y un futuro mejor.