Un total de 11 empresas automotrices, desarrolladoras de infraestructura y de financiamiento en Japón, decidieron desarrollar en 2018 una red de estaciones de recarga de hidrógeno para vehículos de células de combustible (FCVs) e incentivar esas tecnologías.

En un comunicado, la automotriz nipona Honda informó que las empresas que se unirán para dicho propósito son Honda Motor Co. Ltd., Toyota Motor Corporation, Nissan Motor Co. Ltd., JXTG Nippon Oil & Energy Corporation.

Así como Idemitsu Kosan Co. Ltd., Iwatani Corporation, Tokyo Gas Co. Ltd., Toho Gas Co. Ltd., Air Liquide Japan Ltd., Toyota Tsusho Corporation y Development Bank of Japan Inc.

Indicó que como resultado de las pláticas que comenzaron en mayo de 2017, las empresas firmaron un acuerdo para crear la nueva compañía en la primavera de 2018.

La nueva empresa será establecida para acelerar la iniciativa de hidrógeno de Japón, para los vehículos con potencial de reducir considerablemente la dependencia en el petróleo extranjero y reducir las emisiones nocivas que contribuyen al cambio climático.

Detalló que el objetivo de penetración es de 160 estaciones y 40 mil vehículos que funcionen con gas de hidrógeno en lugar de gasolina, para el año fiscal 2020.

Esto, con el fin de mejorar la colaboración entre desarrolladores de infraestructura, fabricantes de vehículos e instituciones financieras para acelerar simultáneamente y escalar en Japón el despliegue de HRS y FCV.

Honda explicó que recolectando y utilizando información respecto a la construcción y operación de estaciones de recarga de hidrógeno a través de desarrolladores de infraestructura que supervisarán las estaciones, la nueva empresa contribuirá a la operación eficiente y el logro de otros objetivos del mapa de ruta.

Dijo que los fabricantes de vehículos contribuirán financieramente a las operaciones de la nueva empresa para un eficiente despliegue de estaciones de recarga de hidrógeno, mejorar la conveniencia para los usuarios e impulsar el conocimiento del público, con lo que se buscará una mayor penetración de estos vehículos durante la Fase 1.

Por su parte, las instituciones financieras cubrirán parcialmente los costos de despliegue de las HRS a través de inversiones, al proveer los fondos necesarios hasta que el negocio comience a ser sustentable comercialmente, puntualizó.