Ante las bajas temperaturas registradas por la segunda tormenta invernal, residentes y autoridades dedican esfuerzos a proteger a indigentes con cobijas y llevarlos a albergues en la frontera norte de Sonora.

En la localidad, la directora del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), Ana Esther Álvarez Villa, pidió a los residentes reportar al número telefónico de emergencias 911 a las personas en situación de calle.

“Invitamos a la comunidad a reportar a las personas indigentes, en situación de calle, para que personal de Protección Civil acuda por ellas y las traslade al albergue”, manifestó.

Indicó de la operación de un albergue por parte de una asociación religiosa, en donde podrán ser atendidos ante la proximidad de cualquier frente frío.

De acuerdo con reportes de la Unidad Estatal de Protección Civil, en los municipios del norte y la zona serrana de Sonora se han registrado durante los últimos días temperaturas de cero grados centígrados y nevadas.

En San Luis Río Colorado, ciudadanos se organizan a través de las redes sociales, donde publican fotografías de personas en situación de calle, respetando en lo posible su privacidad, y sólo para ubicarlas y llevarles apoyos como cobijas y alimentos.

El residente de esta ciudad, Miguel Sandoval Arvizu, dijo que “nos organizaremos para pedir a los 21 regidores, presidente municipal y síndico, el 20 por ciento de su aguinaldo, para repartir una cobija a cada indigente que encontremos, pido su ayuda y colaboración”.

Además, propusieron que el gimnasio municipal, ubicado en el Centro Histórico, sea habilitado como albergue para estas personas.

También en Agua Prieta, ante el frío extremo, la Unidad Municipal de Protección Civil mantiene los programas de prevención entre la comunidad, así como los apoyos a las personas en situación de calle.