El presidente Enrique Peña Nieto realizará una gira de trabajo por Oaxaca, donde emitirá la Declaratoria Presidencial de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) para Salina Cruz, Oaxaca y Progreso, Yucatán, para contribuir a la reducción de la brecha de desarrollo existente entre el norte y el sur del país.

El establecimiento de dichas zonas prevé la creación de la infraestructura necesaria de comunicaciones, transporte y tecnología; desarrollo urbano ordenado y sustentable, para generar un entorno que propicie la productividad que asegure una mejor calidad de vida.

Asimismo, impulsarán la creación de miles de nuevos empleos formales directos, con seguridad social y sueldos de hasta el doble de lo que actualmente se percibe en dichas regiones, y las localizadas en Coatzacoalcos, Lázaro Cárdenas, Progreso, Puerto Chiapas y Salina Cruz generarán inversiones totales estimadas en seis mil 260 millones de dólares y 20 mil 290 empleos directos.

Ofrecen facilidades para un intercambio comercial más dinámico y eficiente, con el régimen aduanero especial, una política arancelaria que facilite las exportación e importación, y darán mayor certidumbre a inversionistas, con un marco jurídico que garantiza la continuidad de los programas y políticas públicas a largo plazo.

Contarán con una Ventanilla Única que agilizará las operaciones de las empresas instaladas dentro del perímetro, y la Ley Federal de Zonas Económicas Especiales considera la posibilidad de establecer paquetes de estímulos “a la medida”, para cada una de las regiones.

El mandatario estará acompañado por los gobernadores de Oaxaca, Alejandro Murat; Yucatán, Rolando Zapata Bello; el secretario de Hacienda, José Antonio González Anaya, y Gerardo Gutiérrez Candiani, titular de la Autoridad Federal para el Desarrollo de las ZEE.