En 2018 se fortalecerán los programas sanitarios para proteger la producción agropecuaria, acuícola y pesquera de plagas y enfermedades que pudieran impedir la comercialización de alimentos dentro y fuera del país.

Así lo aseguró el director en jefe del Servicio Nacional de Sanidad Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica), Enrique Sánchez Cruz, durante la Reunión Nacional con integrantes de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario (AMSDA) y delegados de Sagarpa en el país, celebrada en el marco de la México Alimentaria 2017 Food Show.

El funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) informó que el Congreso de la Unión incrementó en más de 100 millones de pesos el presupuesto del Senasica, recursos que serán distribuidos a las entidades federativas para canalizarlos a diversos programas de sanidad e inocuidad agroalimentaria.

Para ello, indicó, se tomarán acuerdos con los responsables de los Comités Estatales de Sanidad, a fin de que los recursos se destinen a temas de alto impacto de acuerdo con la condición sanitaria de cada entidad.

En un comunicado, explicó que también se dará continuidad a la creación de más Unidades Estatales de Inteligencia Sanitaria en el país y se implementarán estrategias a largo plazo por instrucciones del secretario de Agricultura, José Calzada Rovirosa.

Lo anterior para ser más efectivos en el control de enfermedades, como la tuberculosis o la brúcela, y analizar su comportamiento para comparar la situación actual y constatar cómo se modifica en 10, 15 o 20 años, refirió.

Puntualizó que a nivel mundial, el prestigio que mantiene México se ha logrado por el trabajo conjunto de la autoridad federal y las estatales para dar seguimiento a las alertas sanitarias, a través del Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica y de la Unidad de Inteligencia Sanitaria.

Sánchez Cruz resaltó que México se encuentra entre los cinco países reconocidos por la Organización Mundial de la Sanidad Animal, como libres de las enfermedades más devastadoras de los animales y que impiden la exportación de cárnicos, debido a la labor conjunta de las autoridades sanitarias y los productores pecuarios.

En ese sentido, dijo que nuestro país cuenta con un sistema sanitario sólido y, por ello, los productos mexicanos son cada vez más aceptados en un mayor número de naciones. “Somos el país que mayor cantidad de animales vivos exporta en el mundo”.

Ejemplo de ello es que técnicos sanitarios de Rusia visitaron a México, con la intención de importar al menos 300 mil toneladas de carne de res a su país, añadió el funcionario.