La Organización de las Naciones Unidas (ONU) hizo hoy un llamado urgente para garantizar una migración segura en el mundo, en la víspera del Día Internacional del Migrante, mañana lunes 18 de diciembre.

"Si bien vivimos en un momento en el que una élite tenga la consideración de que la movilidad global es un derecho de nacimiento, éste se niega a innumerables personas atrapadas en circunstancias desesperadamente malas, económicas o de conflicto", advirtió el director general de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), William Lacy Swing.

En una columna, difundida en la página Web de la OIM, en conmemoración al Día Internacional del Migrante, que se celebra cada 18 de diciembre, Swing consideró que la falta de una migración mundial segura conduce a redes de contrabando, traficantes de personas y esclavizadores modernos, que ejercen su actividad con "total impunidad".

Bajo el título "Migración Segura en un Mundo en Movimiento Constante", el titular de la OIM consideró que el derecho de todo ser humano debía ser la migración segura en cualquier parte del mundo, sin poner en riesgo su integridad personal o la vida .

Swing recordó una frase expresada en septiembre pasado por el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en la que hace una alusión a la problemática que enfrenta las personas al dejar sus lugares de origen, al emigrar a otra nación.

"Yo soy un migrante pero no tuve que arriesgar mi vida en un bote agujereado o pagar a traficantes". La migración segura no puede limitarse a una élite del planeta", indicó Guterres, lo cual, aseguró Swing, "plasma lo que es quizás uno de los desafíos más importantes que enfrenta el mundo de hoy".

"Vivimos en una época en la que una élite privilegiada considera la movilidad mundial como un derecho virtualmente innato, tal derecho que es negado en muchos otros que se encuentran atrapados en deplorables situaciones económicas o de conflicto, sin solución a la vista", señaló.

Pero algo más ha cambiado, y ha llevado esta realidad, de por si evidente hasta los engranajes de la política mundial, a menudo con trágicas consecuencias, agregó el director general de la agencia de migración de la ONU.

Destacó que la libertad de movimiento está virtualmente garantizada para una ciudadanía global privilegiada y sorprendentemente amplia, para la cual se ha convertido en natural el hecho de moverse por todo el planeta en condiciones de seguridad, con libertad y con costos muy bajos.

Este grupo, explicó, incluye a turistas, estudiantes, personas que visitan a personas, trabajadores migrantes, así como también hombres de negocios que mantienen activo nuestro mundo globalizado.

"Sin embargo, ¿qué es lo que olvidamos con facilidad en el discurso sobre la migración?: que millones de personas están viajando, incluso en cantidades mayores, de manera insegura, en situaciones que ponen en riesgo su vida".

"No sorprende que grandes ejércitos de jóvenes migrantes quieran subirse a bordo de 'botes agujereados' a los cuales hizó referencia el secretario general. Empujados por la falta de oportunidades económicas agravadas por el cambio climático", mencionó.

Allí es donde quienes conforman redes dedicadas al tráfico de migrantes, a la trata de personas y a la esclavitud moderna, hacen sus negocios estos días con "total impunidad", subrayó el líder de la OIM.

El diplomático estadunidense condenó el tipo de migración que a diario destacan en las noticias y que en su peor versión ha llevado a una realidad impactante, de migrantes africanos que son vendidos como esclavos y como sirvientes.

"Por todo esto es que yo pongo muchas de mis esperanzas en el Pacto Mundial sobre la Migración, que se firmará en 2018. Mismo que está siendo negociado por los Estados Miembros con el auspicio de las Naciones Unidas y persigue la migración internacional manera integral ", destacó.

Resaltó que aunque el acuerdo sea el primero entre países, "no se inmiscuirá en la soberanía nacional de los Estados, ni tampoco será legalmente vinculante".

"Hay muchas cuestiones compartidas y el Pacto es parte de la base sobre lo que es necesario comprender, que la migración no es tanto un problema a resolver sino una realidad que debe manejarse", indicó Swing.

Para celebrar el Día Internacional del Migrante, la OIM llevará a cabo una serie de eventos en todo el mundo, incluida la ceremonia de entrega de premios "Global Migration Film Festival" en su sede en Ginebra, al que asistirán miembros de las misiones de la organización en más de 100 países.

Además, la OIM participará en un debate sobre el liderazgo de la ONU en la casa del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en Manhattan, donde uno de los temas centrales será el acuerdo global, que se espera sea adoptado a fines de 2018.