La diputada Mirna Saldívar Paz reconoció que es necesario reforzar las acciones contra la violencia hacia las mujeres en el país, así como las de prevención y denuncia, pues 30.7 millones han padecido al menos un incidente violento.

La legisladora federal refirió que de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH-2017), realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) durante 2016 se registraron dos mil 746 presuntos homicidios de mujeres

"Lo que significa que en promedio diariamente 7.5 mujeres mueren asesinadas", lo que se suma a cifras del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), en las que se señala que 43.9 por ciento de las mexicanas han sido violentadas por su pareja, detalló.

Por ello, comentó que desde 2015 el gobierno federal ha puesto en marcha mecanismos por medio de la Secretaría de Gobernación (Segob) para alertar sobre las zonas donde se presenten mayormente estos casos, tales como las Alertas de Violencia de Género, que han sido activadas en 33 municipios de 12 entidades.

“Este mecanismo tiene el propósito de garantizar el derecho de las mexicanas a vivir sin violencia mediante protocolos de protección, a través de un conjunto de acciones gubernamentales de emergencia", de acuerdo con la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), agregó.

Saldívar Paz sostuvo que la violencia de género no es un asunto aislado, por lo que la participación de la sociedad mexicana es de gran trascendencia para romper con este círculo y denunciar las conductas de este tipo.

En un comunicado, detalló que un problema que interfiere para abatir esta problemática es la falta de denuncias, pues según cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública, entre 2014 y 2015 sólo se presentaron 35 mil 285 por violación sexual en todo el país.

Asimismo, indicó que según cifras de la Entidad de la ONU para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU-Mujeres), la violencia afecta a 35 por ciento de las mujeres del mundo.

Por ello, es urgente encaminar acciones que coadyuven a detenerla antes de que se produzca, y “desde el Congreso debemos generar un marco de confianza hacia los sistemas de procuración e impartición de justicia", enfatizó la legisladora.

De igual forma se requieren redes de apoyo para las víctimas por estos delitos. "No descansaremos hasta conseguir que cada niña, adolescente y mujer pueda gozar de una vida libre de violencia”, finalizó.