El Instituto Chihuahuense de las Mujeres (Ichmujeres) rindió un homenaje a la activista Marisela Escobedo Ortiz, a siete años de que fuera asesinada.

“Marisela Escobedo fue una mujer maravillosa, que debemos honrar, cuyo sacrificio y asesinato vinieron a mejorar la política pública que se hacía a favor de las mujeres”, declaró Emma Saldaña Lobera, directora del Ichmujeres, durante la ceremonia del homenaje.

El Instituto organizó hoy una ceremonia frente a Palacio de Gobierno, justo en el lugar en que Marisela Escobedo Ortiz fue asesinada y donde se encuentra la placa colocada en su memoria.

En el lugar se colocaron ofrendas florales, se guardó un minuto de silencio y la directora del Ichmujeres externó algunas palabras para reconocer que luego de siete años, el asesinato de Marisela, permanece impune.

Emma Saldaña señaló que luego de la muerte de Marisela y gracias a la presión pública y política, la administración anterior se vio obligada a abrir los Centros de Justicia para las Mujeres.

Además, recordó, se empezó a realizar un verdadero trabajo en las políticas públicas en beneficio de las mujeres del estado.