Miles de palestinos en la Franja de Gaza participaron hoy en el funeral de Ibrahim Abu Thurayya, quien murió por disparos de las fuerzas israelíes durante los enfrentamientos registrados la víspera a lo largo de la frontera con Israel, convirtiéndolo en un símbolo de la ira palestina.

El hombre de 29 años, quien perdió sus piernas en la pasada ofensiva militar de Israel en la Franja de Gaza en 2008, sucumbió a los disparos que recibió en la cabeza, convirtiéndose en una de las cuatro víctimas mortales confirmadas tras la jornada de violencia del viernes pasado.

Abu Thurayya era un conocido activista palestino, famoso por sus constantes protestas contra la ocupación israelí, incluso desde la semana pasada estuvo llamando a continuar las manifestaciones de descontento por el reconocimiento en Washington de Jerusalén como capital de Israel.

Varios videos del palestino oriundo de la ciudad de Anata, en la región central de Cisjordania, aparecieron en las redes sociales la víspera a modo de homenaje tras conocerse su muerte durante enfrentamientos registrados en la frontera con el Estado hebreo.

Después del funeral, la madre del activista palestino afirmó que “siempre fue valiente frente a la ocupación israelí, aún después de que perdió ambas piernas iba a levantar la bandera palestina en las fronteras, de acuerdo con reportes de la agencia local de noticias Ma’an.

Abu Thurayya fue uno de los cuatro palestinos abatidos a tiros el viernes por las fuerzas israelíes, dos en la Franja de Gaza y los otros en Cisjordania, durante los enfrentamientos que han tenido lugar diariamente desde que el presidente estadunidense Donald Trump hizo el reconocimiento de Jerusalén.

Con estas cuatro muertes, asciende a 10 el número de palestinos que han perdido la vida por fuego israelí desde la semana pasada, mientras que cientos más han sufrido heridas. Sin embargo, la población palestina ha prometido que continuará protestando contra la decisión tomada por el presidente Donald Trump.

Abu Thurayya se convirtió en el último símbolo de la ira palestina, pues su muerte está alimentando las reacciones en los territorios palestinos y en el extranjero tanto por el reconocimiento unilateral que hizo Estados Unidos como por la fuerza excesiva utilizada por Israel contra los manifestantes.

Su muerte está siendo ampliamente compartida en las redes sociales, donde además el video en el cual llama a los palestinos a mantener las protestas ha sido visto más de un millón de veces y compartido 33 mil veces hasta la mañana de este sábado.

Se ha reportado que Abu Thurayya fue víctima de un francotirador israelí, quien le habría disparado a la cabeza a pesar de ser discapacitado y haber estado sentado sobre el suelo, agitando una bandera palestina con sus manos, durante las protestas.

Ante las fuertes críticas que ha recibido el Estado hebreo por haber matado a un palestino desarmado que no representaba ninguna amenaza, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) se limitaron a asegurar que el incidente está bajo investigación, reportó el periódico israelí The Jerusalem Post.

El portavoz del Ministerio de Salud en Gaza, Ashraf al-Qidra, denunció este sábado que el ejército israelí ha utilizado francotiradores armados con balas explosivas y dispara de manera indiscriminada gases lacrimógenos de calidad desconocida, los cuales provocan incluso convulsiones.

Recriminó también el excesivo uso de la fuerza contra civiles y el apuntar de manera deliberada contra paramédicos, ambulancias y periodistas.