La Cámara de Diputados aprobó con 290 votos el dictamen que reforma y adiciona diversas disposiciones de la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, para reducir contaminantes orgánicos persistentes denominados bifenilos policlorados.

Con ello se busca concientizar sobre las amenazas a la salud humana y al medio ambiente que representan la liberación cada vez mayor de sustancias químicas de origen sintético nocivas, precisó el documento que fue enviado al Senado para sus efectos constitucionales.

Resalta la importancia de establecer medidas que no pongan en riesgo la salud de la población en general, ante los factores de presión y amenaza por el uso considerable de los contaminantes denominados orgánico persistentes.

Los bifenilos policlorados pertenecen a un grupo de sustancias consideradas de atención prioritaria y que por su situación nacional e internacional requieren de un cuidado especial para disminuir sus impactos negativos en el ambiente y en la salud humana.

El dictamen precisa que México es uno de los cinco países más ricos en diversidad biológica del mundo, por ello es vital generar instrumentos de política pública que establezcan condiciones para perfeccionar las normas jurídicas que coadyuvan a garantizar la conservación y uso sustentable de la biodiversidad.