El Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT) de la CNDH dirigió al Comisionado del Instituto Nacional de Migración la recomendación M-7/2017 por la falta de instalaciones adecuadas para garantizar una estancia digna a las personas en contexto de migración en las Estaciones Migratorias y Estancias Provisionales ubicadas en Acapulco, Guerrero.

Asimismo en Morelia, Michoacán; Monterrey, Nuevo León; Cancún y Chetumal, Quintana Roo; Agua Prieta, Hermosillo y Nogales, Sonora, así como Tuxpan y Veracruz, en el estado de Veracruz.

Ahí el MNPT constató que subsisten situaciones que son motivo de riesgo de malos tratos, inhumanos o tortura para las personas en contexto de migración.

Entre las situaciones que se enfrentan se encuentran falta de camas, de ventilación e iluminación natural y artificial, en algunos casos se carece de lugares específicos para mujeres y las habitaciones tienen dimensiones muy pequeñas, además falta personal, equipo y servicio médico, así como insuficiente suministro de medicamentos y material de curación.

En un comunicado, señaló que la recomendación es resultado del análisis de la información obtenida a través de las supervisiones efectuadas en las visitas a las estaciones migratorias y estancias provisionales mencionadas, donde se advirtió que persisten situaciones apremiantes.

También indicó que en cada una de las visitas se examinó el trato y las condiciones de las personas ahí encontradas, para evaluar su correspondencia con los derechos fundamentales que les asisten respecto del trato humano y digno, la legalidad y la seguridad jurídica, la protección de la salud y la integridad personal.

En la supervisión para verificar y constatar el funcionamiento y las condiciones de las distintas áreas de las Estaciones Migratorias y Estancias Provisionales se incluyeron entrevistas con servidores públicos y personas en contexto de migración detenidas, y revisaron expedientes, documentos de registro y se recorrieron las instalaciones.