La Secretaría de Agricultura y el sector ganadero del país cuentan con la capacidad necesaria para superar el reto de los próximos cinco años, de satisfacer la demanda creciente de proteína animal para alimentar la población de México y otras partes del mundo.

Durante su ponencia “Actualidad de la Ganadería en México”, en el marco de la Expo México Alimentaria Food Show 2017, el coordinador general de Ganadería de la dependencia, Francisco Gurría Treviño, expuso que el país ocupa el séptimo lugar mundial como productor de proteína animal.

Sin embargo, destacó el funcionario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), que aún existen áreas de oportunidad y retos que se pueden alcanzar con el esfuerzo de los productores para incentivar la producción agropecuaria nacional con altos estándares de calidad e inocuidad.

Remarcó además que México ocupa el cuarto productor mundial de huevo para plato, con 2.7 millones de toneladas anuales y un valor de 49 mil millones de pesos.

Así como el quinto lugar en producción de carne de pollo, con tres millones de toneladas y un valor de 92 mil millones de pesos; el sexto en carne de res, con una producción de 1.9 millones de toneladas, que representan un valor de 119 mil millones de pesos.

Gurría Treviño informó también que que en el país se producen 12 mil millones de litros anuales de leche, con un valor de 68 mil millones de pesos, y 1.4 millones de toneladas de carne de cerdo, con valor de 57 mil millones de pesos.

En México, dijo, existen mercados tan importantes por abastecer como Cancún, que cada año recibe 17 millones de turistas y su abastecimiento proviene de estados como Nuevo León, Sonora, Chihuahua e incluso desde Estados Unidos, cuando el mismo estado de Quinta Roo podría surtirlos de cárnicos.

Gurría Treviño dio a conocer que se puso en marcha un programa de reconversión de praderas, para sustituir cultivos de caña de bajo rendimiento por pastos nutritivos para el ganado local en regiones como Chetumal, donde además hay abundancia de agua, con lo que los productores ya no tendrán que vender sus animales a engordadores de otros estados.

Uno de los retos de la Sagarpa, dijo, es diseñar políticas públicas modernas y acordes a los nuevos tiempos, para acompañar a los productores en estas nuevas tareas, a fin de impulsar la producción pecuaria en todo el territorio nacional.

Francisco Gurría recordó que para el 2022, el mundo deberá incrementar en 60 millones de toneladas más la producción de proteína animal, que actualmente es de 260 millones, para alcanzar 320 millones de toneladas y cubrir la demanda de res, pollo y cerdo, principalmente.

Insistió en que hay un gran espacio de retos y oportunidades de crecimiento para el sector pecuario en general, no sólo en el mundo sino también en el mercado interno y aunque hay un escenario externo que crece a una tasa de dos dígitos por año, el mercado interno es diez veces más grande.

“En el caso de la carne, exportamos este año 230 mil toneladas, pero consumimos 2.5 millones, y por eso también hay que destacar el esfuerzo del sector primario”, puntualizó el funcionario federal.