El Instituto de Protección Civil (IPC) indicó que revisa de forma constante las medidas de seguridad en 40 puntos fijos de venta de pirotecnia que cuentan con permisos, a fin de prevenir cualquier incidente.

El director de Gestión de Riesgos del organismo, Gilberto Segovia Quintero, dijo que también reportan a las autoridades municipales si detectan puestos ambulantes en los mercados públicos, a fin de que cumplan con la normatividad.

En entrevista, comentó que son dos los sitios donde se concentran los expendios fijos, uno sobre la carretera a Pomoca, Nacajuca y otro en Avenida César Sandino, en Villahermosa, que a diario se revisan para el estricto cumplimiento de reglas de prevención.

Además de contar con extintores, botes con arena y otros aditamentos en caso de una emergencia, se les recomienda a los compradores no acudir con niños, pues no miden el peligro y puede ocurrir un incidente.

Comentó que se efectuaron recorridos por los mercados públicos “José María Pino Suárez”, hallándose unos 18 puntos de venta; en el mercado ubicado en Tamulté, con ocho expendios y otros tantos en el mercado La Sierra, sin complicación por la cantidad de producto.

Sin embargo, refirió que si algún negociante establecido observa que alguien expende pirotecnia en forma masiva, debe hacer el reporte para que la autoridad acuda a corroborar si cuenta con permiso, porque de lo contrario representa un riesgo para todo el entorno.

En el caso de los municipios, abundó que personal de los Centros Regionales se coordinan con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para dar seguimiento y verificar que quienes expendan cumplan la norma y estén alejados de viviendas y no haya riesgo para terceras personas.