La industria de la ciudad de Guadalajara pasó de maquilar a desarrollar trabajo electrónico gracias al Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) aseguró el director de esa unidad en el estado de Jalisco, José Luis Naredo Villagrán.

Recalcó que la instauración del Cinvestav Unidad Guadalajara en 1988 fue causal de que la industria de la zona pasara de ensamblar y maquilar a desarrollar trabajo de frontera.

“Los primeros siete años el centro funcionó sólo como casa de diseño electrónico, ofreciendo también servicios en tecnología de semiconductores para que las empresas desarrollaran nuevos productos y que otras compañías consideraran establecerse en el Valle de Guadalajara”, indicó el investigador.

Sin embargo, sostuvo que en la actualidad desarrolla actividades de investigación teórica y aplicada de alto nivel en las áreas de computación, control automático, diseño electrónico, sistemas de potencia y telecomunicaciones.

En el comunicado cita que ejemplo de ello son las empresas que se han constituido en la región como Intel de México y Continental en Guadalajara, ésta última dedicada a la electrónica automotriz, donde los cuadros básicos del personal en los laboratorios fueron formados en Cinvestav.

“Establecimos un laboratorio de compatibilidad electromagnética que le permitió al grupo mexicano convencer a Continental de Alemania y Estados Unidos de que en México se podría hacer certificación de radiaciones electromagnéticas para la electrónica automotriz”, recordó.

Otro de los proyectos con los que cuenta es el Centro de Desarrollo de Biocombustibles donde trabajan el etanol de segunda generación debido a un esfuerzo conjunto con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Secretaria de Energía.

A lo largo de 29 años el Cinvestav Unidad Guadalajara ha graduado a cerca de 660 Maestros y 200 Doctores en Ciencias, quienes aseguró, son “la parte medular de muchas empresas” de la región.