Dentro de las predicciones que se tienen para 2018, el Internet de las Cosas (IoT) será la columna vertebral del futuro valor del cliente, la infraestructura digital correrá al límite, siendo la seguridad pieza clave en ello.

La empresa Forward señala que en 2016, el mercado del IoT en México alcanzó un valor aproximado de tres mil 300 millones de dólares, impulsado principalmente por el uso empresarial (transporte y manufactura).

En un comunicado refiere que ante este panorama se podría pensar que las empresas se llenarán los pasillos de despersonalización y contacto humano, sin embargo, solo evolucionará la manera de relacionarse e interactuar.

El CMO la firma de tecnología, Alex Mena, explica que en los años por venir todas las empresas deberán de implementar plataformas digitales para interactuar, comunicar, crecer y avanzar en el mercado, tanto de manera interna como externa.

La diferencia radicará en la personalización que logre dicha plataforma con los colaboradores, pues debido a su uso remoto debe combatir miles de retos humanos.

Así, menciona que no se debe escatimar financieramente en la capacitación del personal, pues un e-learning reduce considerablemente los costos, ya que todo el proceso se adapta a cualquier dispositivo electrónico de comunicación móvil.

Mientras que con una plataforma online, la capacitación no tiene por qué terminar antes de entrar a trabajar de lleno en una empresa y puede extenderse a lo largo del trayecto del empleado en el desempeño de su puesto, entre otros beneficios.