El coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, César Camacho Quiroz, afirmó que la Ley de Seguridad Interior está apegada a la Constitución Política, al respeto irrestricto de los derechos humanos y da un marco de actuación a las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

“No había y ni hay vicios que puedan tildar de inconstitucional, pero en un sistema de frenos y contra pesos existe la posibilidad de que se eche mano de la acción de inconstitucionalidad y la Suprema Corte de Justicia de la Nación tendrá la última palabra”, apuntó.

En entrevista, el legislador sostuvo que esa ley tiene “consistencia constitucional y está apegada al derecho convencional, pero como cualquier obra humana es perfectible, si hay lugar a que esto ocurra, seguramente en su aplicación, en su operatividad, se podría revelar alguna necesidad de reforma o adición”.

Precisó que no hubo ningún cambio sustancial en el espíritu de la Ley de Seguridad Interior, “la cual es buena para los ciudadanos, porque parte del respeto irrestricto de sus derechos fundamentales y también da un marco de actuación a las Fuerzas Armadas que se han desempeñado con patriotismo”.

César Camacho aseveró que se trata de una ley correcta y “lo que sigue es acreditar su eficacia, es decir, acreditar que es un instrumento que correctamente utilizado será útil para los mexicanos”.

El político mexiquense aseguró que la Ley de Seguridad Interior iniciando su vigencia, “es un instrumento que tiene eficacia jurídica y se puede aprovechar, como dije, para los ciudadanos y para las Fuerzas Armadas”.