De acuerdo con un estudio del Centro de Opinión Pública de la Universidad Tecnológica de México (Unitec), 63 por ciento de las familias mexicanas come tres veces al día, y 80 por ciento de ellas ingiere algún producto entre comidas.

En más de una tercera parte de los 749 hogares donde se llevó la encuesta, se indicó que tienen horarios irregulares para comer, siendo en éstos donde hay una mayor tendencia a comer alimentos tipo fast-food (comida rápida) como pizzas y hamburguesas.

Aunque sólo 27 por ciento de los encuestados, afirmó que su familia tiene sobrepeso u obesidad, 60 por ciento respondieron que en sus familias realizar ejercicio no es una práctica habitual y, tampoco tienen como costumbre alimentarse con productos bajos en grasa o light.

Lo que más se consume entre comidas son “alimentos chatarra” como frituras, golosinas, dulces o chocolates, con 34 por ciento, señaló el estudio.

La tortilla sigue siendo un alimento fundamental en su dieta, que se come en mayor porcentaje a la hora de la comida (90 por ciento) y en el desayuno, así como los fines de semana (69 por ciento).

Las galletas o pan dulce son consumidas alrededor de 60 por ciento en el desayuno y 50 por ciento en la cena, mientras que 80 por ciento toma refresco durante la comida los fines de semana.

Aunque la preparación de diferentes guisos es muy parecida los cinco días entre semana, son los platillos fritos con 34 por ciento o los empanizados con 24 por ciento los que más gustan a la familia.

Según la encuesta aplicada a 749 familias, las personas responsables de preparar los alimentos, de disponer qué se come en casa y decidir qué productos se compran, continúan con prácticas que aprendieron de pequeños.

De los encuestados, 77 por ciento, dijo, que cuando eran niños lo más importante para ellos a la hora de comer, era sentirse lleno y actualmente, siendo adultos, 82 por ciento mencionó que lo más importante es que la familia a la que alimenta se sienta llena.

La mayoría, 80 por ciento consideró que sus familiares deben comer todo lo que está servido en el plato y 60 por ciento sirve las mismas porciones en los platos indistintamente de las edades o requerimientos alimenticios de cada uno de los miembros del hogar.

Al indagar sobre la composición de la despensa de los hogares, entre los productos con más menciones están: sal con 90 por ciento, azúcar con 89 por ciento, arroz y café con 87 por ciento, aceite con 86 por ciento y frijol con 83 por ciento.