Para contribuir al desarrollo político en Nuevo León, la Comisión Estatal Electoral (CEE) llevó a cabo el curso denominado “Tutela de los derechos políticos de grupos en desventaja”.

El curso fue impartido por Roselia Bustillo Marín, investigadora del Centro de Capacitación Judicial Electoral del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en la Sala de Sesiones de la CEE.

En su intervención, destacó la importancia de visibilizar a los grupos en desventaja, a fin de que éstos tengan el acceso igualitario de sus derechos, particularmente el político.

“Trabajar por una inclusión igualitaria, implica que estos derechos sean observados desde una perspectiva igualitaria contextualizada y que, de acuerdo a sus propia visión e integridad de vida digna, estén representados en los cargos públicos”, expresó

Entre dichos grupos, apuntó, se encuentran pueblos indígenas, mujeres, comunidad LGBTTI, personas con discapacidad, niñas, niños y adolescentes, personas en situación de calle y las que están privadas de la libertad.

Bustillo Marín subrayó que es obligación del estado y de las autoridades electorales, eliminar los obstáculos que impidan el desarrollo de la participación de las personas en la vida política.

“Las autoridades electorales tanto administrativas como jurisdiccionales, en razón del artículo primero constitucional, están obligadas a respetar la igualdad de todas las personas y a realizar todas las conductas necesarias para erradicar cualquier forma de discriminación”, manifestó.

Por su parte, el presidente del organismo colegiado, Mario Alberto Garza Castillo, comentó que “una democracia, para poder desarrollarse y consolidarse, implica un efectivo proceso de integración política".

Añadió que “si las minorías y los grupos en desventaja no acceden justamente a la representatividad que merecen, esto puede denotar un conflicto social ya sea regional, local o nacional".