Rodeado de una gran diversidad de atractivos naturales, Sinaloa ofrece a sus visitantes turismo contemplativo, de aventura y de reuniones, así como una gran oferta cultural e histórica con sus cuatro Pueblos Mágicos y nueve Pueblos Señoriales.

Entre los principales atractivos turísticos de Sinaloa se encuentra Mazatlán, donde durante el recorrido por sus playas el visitante puede observar los espectáculos naturales que ofrecen las ballenas jorobadas, delfines manchados y nariz de botella.

Mazatlán sobresale por su importancia en el turismo de reuniones, ya que es sede de congresos, eventos de convivencia laboral y empresarial, donde el trabajo y la tranquilidad se conjugan.

De acuerdo con la Secretaría de Turismo de Sinaloa, Mazatlán cuenta con 11 mil 235 habitaciones de hotel acorde a las necesidades del turista.

Entre sus centros de negocios destacan Mazatlán International Center y Centro de Convenciones Mazatlán International Center (MIC), Asimismo, este puerto cuenta con jardines y salones con vista al mar ideales para eventos sociales.

Las actividades principales son el City Tour, un recorrido por el malecón y centro histórico, visitar el acuario Mazatlán y dar un paseo por la bahía e isla de la Piedra.

Además, ofrece turismo de aventura en Huana Coa Canopy Adventure, ubicado en La Noria, donde puedes practicar deportes como lanzarte tirolesa, paseos en cuatrimotos por la selva tropical y montar a caballo.

Debido a la abundancia en sus playas de especies como marlín, pez vela, pez espada, atún, dorado y wahoo, Mazatlán es el sitio ideal para la práctica de pesca deportiva.

Por su parte, Culiacán, la capital del estado, ofrece una gran diversidad de hoteles y salones para todo tipo de eventos, además de actividades culturales y recreativas.

Los Mochis, cabecera del municipio de Ahome, cuenta con actividades culturales que permiten conocer y preservar los grupos étnicos que habitan en el norte del estado.

Asimismo, esta ciudad forma parte del Corredor Barrancas del Cobre-Mar de Cortés, y ofrece paseos por el puerto de Topolobampo y por las barrancas del cobre a bordo del tren "El chepe”.

Dicho ferrocarril realiza un recorrido en el cual el turista podrá admirar 86 túneles y 37 puentes. El paseo comienza en Los Mochis y atraviesa el Pueblo Mágico El Fuerte, la Sierra Madre Occidental, las Barracas del Cobre.

Por otro lado, el estado de Sinaloa, debido a su patrimonio cultural e histórico, cuenta con cuatro localidades nombradas Pueblos Mágicos: El Fuerte, Cosalá, Mocorito y El Rosario.

Cosalá fue nombrado Pueblo Mágico en 2005, convirtiéndose en el primero de Sinaloa y desde 2006 celebra su nombramiento cada primer fin de semana de octubre.

Este Pueblo Mágico conserva en un 90 por ciento su arquitectura original, por lo que sus principales atractivos están relacionados con sus construcciones históricas como la Capilla de Guadalupe, la Parroquia de Santa Úrsula, el Convento Jesuita y la Casa del Palacio Federal.

Cosalá se caracteriza por su producción de miel, piloncillo y alfeñique, así como por sus dulces de leche, empanadas, quesos, chorizos, machaca y panes.

Además, cuenta con el complejo ecoturístico de la Reserva Ecológica "Mundo Mágico", donde el visitante puede lanzarse desde las tirolesas que recorren los cañones de la Sierra Madre Occidental.

Por otra parte, durante su recorrido por el Pueblo Mágico El Fuerte, el turista puede visitar la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús, el Palacio Municipal, la Plaza Central, además puede navegar en balsa por el Río Fuerte o cruzar el Puente Galera para llegar al Cerro de la Máscara, donde encontrará una zona arqueológica.

Ubicado al sur de Sinaloa, el Pueblo Mágico El Rosario ofrece a sus visitantes aprender cómo se elabora el mezcal artesanalmente en Chametla.

Además, pueden visitar las playas del caimanero, la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, el panteón español y el museo de Lola Beltrán.

Mientras que en Mocorito los turistas pueden visitar el Cerro Batamoto, la sierra de Baragua o la Sierra del Capirato, donde se puede practicar la caza de paloma blanca y codorniz.

El platillo típico de este Pueblo Mágico es el chilorio, elaborado a base de carne de puerco que, de acuerdo con la página web VisitSinaloa, en enero del 2013 se publicó en el Periódico Oficial “El Estado de Sinaloa” el Decreto que declara al chilorio Patrimonio Municipal de Mocorito.

Además de sus Pueblos Mágicos, Sinaloa complementa su oferta cultural con nueve poblados conocidos como Pueblos Señoriales: Copala, El Quelite, Imala, Elota, Concordia, Choix, Sinaloa deLeyva, San Ignacio y Villa de Ahome.

En el antiguo pueblo minero de Copala, el visitante puede conocer una variedad de objetos utilizados en los trabajos de las minas dentro del Museo Minero, conocido como la Casa de la Piedra. Además, podrá disfrutar de un pay de plátano, postre tradicional de este Pueblo Señorial.

El Quelite mantiene muchas de sus tradiciones como pueblo charro y todavía se practica el Ulama, un juego de pelota de la época prehispánica.

Por su parte, Imala sobresale por sus balnearios de aguas termales de hasta 50 grados centígrados, además, del parque ecoturístico de Sanaloana.

Con una arquitectura moderna adornando sus calles, Elota ofrece una gran variedad de platillos preparados a base de pescados y mariscos sacados de sus costas.

Concordia se ganó su nombramiento como Pueblo Señorial gracias a su centro histórico que se encuentra rodeado por calles adoquinadas y ofrece actividades como visitar el museo regional de Concordia, y la iglesia de San Sebastián.

En el norte de Sinaloa, se localiza Choix, Pueblo Señorial que ofrece tranquilidad y platillos típicos como el Huacavaqui, atoles blancos y de pinole, así como platillos elaborados a base de lobina, pez predominante en la región.

Mientras que en el Pueblo Señorial Sinaloa de Leyva los turistas pueden visitar la Casa de la Cultura, la Presa Gustavo Díaz Ordaz, las Ruinas Jesuitas de Templo Viejo y la localidad de Bacubirito.

San Ignacio, por su parte, destaca por su arquitectura que ofrece sitios para admirar como la Plazuela Constitución, La Casa del diablo y el Palacio Municipal, entre otros.

El Pueblo Señorial Villa de Ahome ofrece a sus visitantes el museo regional Casa Azul, museo regional, así como el Centro Ceremonial Yoreme, ubicado en el poblado la Florida.

Sinaloa es un estado que se caracteriza por su gran diversidad natural, como es el caso de Surutato, comunidad ubicada en el municipio de Badiraguato.

En este sitio se encuentra una reserva natural que permite estar en contacto directo con pinos y encinos, practicar actividades de aventura como cañonismo, senderismo, excursiones, campamentos, paseos en moto, bicicleta de montaña y montar a caballo.

Mientras que el lugar perfecto para el turismo contemplativo es la saliente rocosa Aventura del Farallón, situada en medio de la Bahía de Topolobampo, municipio de Ahome.

Sobre ella se albergan focas y lobos marinos en los meses de octubre a abril, mientras que, delfines y toninas permanecen todo el año.

Por otro lado, en Acatitán, en el municipio de San Ignacio, sus visitantes pueden adentrarse en el hábitat natural del jaguar y visitar el museo dedicado a esta especie, donde descubrirá por qué fue tan importante para distintas culturas así como la importancia de su rescate.

La Reserva de la Chara Pinta, ubicada en el municipio de Concordia, permite conocer a esta ave en su hábitat natural, así como al pájaro bandera, la guacamaya verde, aguililla colirroja y el halcón peregrino.

Mientras que en Teacapá, localizado al sur del estado, el turista, entre túneles de mangles, podrá observar aves, reptiles y una pirámide de conchas conocida como El Calón.

Entre las Áreas Naturales Protegidas de Sinaloa está la Meseta de Cacaxtla, donde la diversidad de ecosistemas permite la existencia de aves, mamíferos, peces, anfibios y reptiles.

La Bahía de Santa María, situada en el municipio de Angostura, es hogar de más de 300 especies de aves como los bobos de patas azules y cuenta con una superficie cubierta por más de 100 islas, esteros, manglares y médanos.

Esta Área Natural Protegida (ANP) ofrece a sus visitantes paseos en lancha, avistamiento de flora y fauna, pesca deportiva, camping en la isla de Altamura, visitas a la Playa Colorada, Costa Azul, La Reforma o Punta Yameto.

El estado de Sinaloa también cuenta con sitios arqueológicos que guardan su historia como Las Labradas, zona llena de petroglifos y formaciones geológicas de acantilados, ubicada en la Playa del mismo nombre.

En cuanto a deportes, actualmente, en Sinaloa existen siete campos de golf, ubicados en las ciudades de Mazatlán, Culiacán y Los Mochis, ideales para que tanto amateurs como profesionales practiquen este deporte.

Por su parte, el puerto de Mazatlán es sede permanente del Torneo Internacional de Golf Copa NAFTA debido a sus complejos turísticos de lujo.

Mientras que la ciudad de Los Mochis, es sede del Torneo de Golf Chevrolet-Country Club durante tres días del mes de octubre y también se llevan a cabo el Torneo de Approach y el O’Yes.

Además, es un estado cinegético, actividad que ha sido desarrollada debido a que su territorio es hábitat de especies como patos, gansos, paloma de ala blanca, paloma huilota y el venado cola blanca.