Representantes del gobierno y la oposición de Venezuela se vuelven a reunir este viernes en República Dominicana para debatir un posible acuerdo que permita enfrentar la crisis que azota al país.

El gobierno aseguró estar muy cerca de un acuerdo, que tendría esta vez como garantes a los cancilleres de México, Chile, Bolivia, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas, además del presidente de Dominicana, Danilo Medina.

La reunión -la tercera de este año- se realizó en la sede de la cancillería dominicana en Santo Domingo.

"Estaremos allí en la reunión con los factores de la oposición, después de tanta insistencia hemos llegado a la oposición que se sienta en una mesa de diálogo, para dirimir y resolver los problemas sociales, económicos y políticos de Venezuela", señaló el jefe de la delegación por el oficialismo y ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez.

Por su parte, el diputado Simón Canzadilla, miembro del equipo negociador, dijo la delegación opositora con mucha "firmeza y determinación para firmar un acuerdo solo si beneficia al país".

"Solo vamos a suscribir un acuerdo que beneficie al país y garantice una salida a la crisis de este país", señaló.

"Queremos expresar que no hay logotipos un acuerdo integrales, no vamos a llegar y llegar a ningún acuerdo", agregó.

Además, consideró que "lo adecuado es buscar una salida concertada que regenere la constitucionalidad, los derechos de los venezolanos y el reconocimiento de la soberanía", y pidió liberar a los denominados presos políticos para construir "un clima de convivencia".

Calzadilla dijo que los cancilleres que participan como garantes redactaron y ajustaron el proyecto de acuerdo que se examinó este viernes.

Las delegaciones de la oposición y del oficialismo debatirán este acuerdo o la especie de la ruta que compromete las partes bajo la tutela de la comunidad internacional que actuará como un título que hará la garantía para el cumplimiento del campo.

Para la oposición, los procedimientos fundamentales de la elección, las elecciones libres y transparentes con un nuevo consejo electoral, la liberación de los presos políticos, la apertura del canal humanitario y la restitución de las facultades de la Asamblea Nacional.

Y para el oficialismo es la suspensión de las sanciones internacionales y el reconocimiento de la Asamblea Constituyente.

Luis Florido, jefe de la comisión de Política Exterior de la Asamblea Nacional y miembro del equipo negociador, dijo que el país tiene la posibilidad de elegir un acuerdo o alejarse de él.

"Lo que sí tiene que tener claro el pueblo es que nosotros no vamos a firmar un mal acuerdo, no vamos a firmar un acuerdo que perjudique a los venezolanos", sostuvo.