El gobierno de Francia nombrará un coordinador interministerial para el caso de la trágica colisión entre un tren y un autobús escolar, anunció hoy la ministra de Transporte, Elisabeth Borne, en un caso que ha conmocionado al país galo.

A raíz del accidente ocurrido la víspera, con un saldo de seis menores fallecidos y 18 heridos, el Ejecutivo francés designará un coordinador encargado de gestionar y viabilizar todo el apoyo que las víctimas y sus familias puedan necesitar, precisó.

Según el último balance publicado este viernes, 18 personas se encuentran hospitalizadas en un centro médico de Perpignan, sur, de las cuales 14 son menores de edad.

La ministra estimó importante el avance rápido de las dos investigaciones abiertas, una judicial y otra administrativa.

El presidente Emmanuel Macron expresó su conmoción por el accidente carretero en el sur de Francia

"Mis pensamientos están con las víctimas de este terrible accidente de un autobús escolar y con sus familias. La movilización del Estado es total para garantizarles asistencia", señaló el mandatario, que este viernes acudirá al lugar del siniestro.

La identificación de las víctimas mortales y de los heridos por la colisión de un autobús de transporte escolar con un tren cerca de Perpiñán, en el sureste de Francia, ha finalizado, informó este la Prefectura de los Pirineos Orientales.

El choque provocó la muerte de seis niños, heridas graves a diez personas y leves a otras diez, que fueron trasladadas a los hospitales de Perpiñán, Toulouse y Montpellier.

La declaración de los dos conductores será fundamental para esclarecer las causas del accidente.

Según la prensa francesa, la colisión se ha producido en un paso a nivel frecuentemente criticado debido a su peligrosidad y en el que ya ha habido varios accidentes.

El operador del tren Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses (SNCF) señaló que los testigos habían informado haber visto las barreras en el nivel que se cruzaba al momento de la colisión, aunque eso no fue confirmado.

Los investigadores están esperando para entrevistar a la mujer conductora del autobús que resultó levemente herida en el choque. Ambos conductores escaparon de una lesión grave.

De acuerdo a los datos, en el autobús escolar viajaban mayoritariamente niños de 13 a 17 años y algunos de sus maestros.