La Bolsa de Valores de Tokio cerró este viernes a la baja con el índice Nikkei perdiendo terreno por cuarto día consecutivo a medida que los inversores se movieron para asegurar ganancias en medio de la incertidumbre sobre las reformas tributarias de Estados Unidos.

Las acciones japonesas cayeron a su nivel más bajo en más de una semana, y las empresas de telefonía móvil extendieron una ola de ventas por las preocupaciones de una mayor competencia después de que el grupo de comercio electrónico Rakuten dijo que pretende convertirse en la cuarta red inalámbrica del país portador.

Al cierre de la jornada bursátil, el principal indicador tokiota, el Nikkei de 225 acciones, retrocedió 141.23 puntos (0.62 por ciento), al ubicarse en 22 mil 553.22 unidades, su nivel más bajo desde el 7 de diciembre.

En tanto, el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, perdió 14.67 puntos (0.81 por ciento), para ubicarse en mil 793.47 unidades.

En China, el referencial CSI300 de las principales acciones que cotizan en los mercados de Shanghai y Shenzhen retrocedió 45.30 puntos, un 1.13 por ciento, al ubicarse en tres mil 980.86 unidades.

El Shanghai Composite Index registró una pérdida de 26.30 puntos (0.80 por ciento) para cerrar en tres mil 266.14 unidades.

A su vez, el Shenzhen Component cayó 112.06 puntos (1.01 por ciento) para ubicarse en 10 mil 998.12 unidades, informó la agencia Xinhua.