El exintegrante de ABBA, Bjorn Ulvaeus, inauguró la exposición de “ABBA: Super Troupers”, que compila vestuarios, cartas, fotos y objetos personales de uno de los grupos de pop más exitosos de la historia.

Durante la inauguración, el músico y compositor sueco confesó que nunca pensó que su éxito musical duraría tantos años cuando ganaron el concurso de Eurovisión en la ciudad inglesa de Brighton en 1974.

“Pensé que solo iba a durar unos años. Eso es lo que esperaba y la verdad es que incluso al final cuando nos separamos, también pensé que duraría unos años. La gente tocaría una canción de repente y que eso sería todo”, señaló Bjorn.

El músico, de 72 años de edad, afirmó que inaugurar esta exposición 35 años después de la separación del grupo es “absolutamente increíble”.

Mucha gente le pregunta “¿qué se siente ser el centro de una exposición, ser una pieza de museo cuando aún estás vivo?. Es raro, pero te acostumbras”, comentó durante la inauguración.

Bjorn explicó que cuando la directora artística del Southbank Centre, Jude Kelly, se acercó para “preguntarnos sobre esta exposición dijimos que sí porque es un ángulo muy interesante”, el tratar de vincular las canciones con los eventos de los años 70.

“Te acercas mucho a la realidad de Gran Bretaña en los 70. No tenía idea que era tan triste”, aseguró Bjorn ante la risa del público.

La exposición vincula los éxitos musicales de ABBA como “Waterloo”, “Super Trouper, “Dancing Queen” y “Mamma Mia” entre otros, con eventos políticos, sociales y musicales de la historia de Gran Bretaña.

La segunda de nueve salas recrea un hogar británico en 1973 con un televisor cuyas noticias reflejan la crisis económica de ese año que desembocó en paros laborales y jornadas de trabajo de tres días.

Los curadores de la exposición en el centro cultural Southbank Centre, a orillas del río Támesis, se dieron a la tarea de recrear la suite Napoleón del Grand Hotel en Brighton donde el cuarteto celebró la noche que ganó el concurso de Eurovisión en 1974.

Los cuatro integrantes, Agnetha, Bjorn, Anni-Frid (Frida) y Benny conquistaron al mundo con las letras de sus canciones, su música pegajosa y originales vestuarios, en un fenómeno musical que prevalece a más de 40 años de su primer éxito.

Otra de las salas contiene los Estudios Polar de grabación con los ecualizadores y micrófonos de la época, así como los audífonos de piel que usaron las vocalistas Agnetha y Frida durante la grabación del video “Gimme, gimme, gimme”.

En una carrera musical que abarcó 10 años, ABBA solo estuvo de gira durante tres meses y el resto del tiempo se dedicó a hacer videos para mantenerse en contacto con sus fans a nivel mundial.

Su separación definitiva, aunque nunca se hizo oficial, está recreada en la penúltima sala que contiene un comunicado de prensa de 1982 en el que se informa que Frida se muda a Londres.

El Museo ABBA en Estocolmo facilitó algunas de las piezas, como por ejemplo los kimonos originales que usó el grupo durante su gira promocional en Japón.

La capa blanca y dorada que usó Frida durante una gira en Australia en 1977, donde el grupo actuó bajo una lluvia torrencial, también es parte de esta exposición que abre al público a partir de este día y hasta el 29 de abril de 2018.