La Cámara de Diputados aprobó con 383 votos en favor, una abstención y uno en contra el dictamen que declara el 18 de noviembre de cada año como el Día Nacional para Erradicar la Violencia Política contra las Mujeres.

El dictamen enviado al Senado para sus efectos constitucionales sostiene que la participación política de las mujeres es una actividad en aumento y, por ende, las denuncias por actos de violencia.

En este sentido, apunta que la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales, durante el proceso comicial 2014-2015, recibió 38 denuncias.

En tanto, hasta julio de 2017 el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación recibió 611 denuncias relacionadas con derechos políticos de las mujeres; 79 fueron sobre violencia.

Entre los actos de violencia política se encuentran insultos, intervenciones telefónicas, difamación, acoso a través de medios, agresión física, sexual, persecución de parientes o seguidores, coacción para renunciar una vez que han sido electas, impedimento del normal ejercicio de sus tareas o cargos, desviación o limitación de recursos, entre otros.

También refiere el dictamen que en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia sólo considera las violencias física sexual, psicológica y económica, lo que hace necesario incluir la política ya que ya hay ocho legislaciones estatales que sí la contemplan.