En el marco de las celebraciones por los primeros 10 años del Museo del Noreste, este recinto cultural presenta a partir de hoy una nueva ambientación a través del cual los visitantes podrán conocer de cerca el interior de un vagón de ferrocarril y la forma cómo viajaban los pasajeros entre 1890 y 1910.

La nueva intervención museográfica está ubicada en la sala que aborda la historia del siglo XIX a partir del tema del ferrocarril como factor coadyuvante del desarrollo y la integración regional en el noreste mexicano.

Detalla que esta ambientación evoca el interior de un vagón de ferrocarril, sus asientos de terciopelo rojo y paredes recubiertas en madera clara y una petaquilla de madera y metal muy común en ese tiempo para guardar el equipaje.

Apunta que entre la ambientación se aprecian un escritorio un tintero de cristal y plata repujada; una pluma de madreperla y chapa de oro; la “Reseña Geográfica y Estadística Nuevo León y Coahuila 1909 y 1910”; correspondencia del diputado Enrique Landa, con boletos del Teatro Virginia Fábregas para el XXV Congreso General celebrado el 16 de Septiembre de 1910.

Además, se pueden apreciar objetos de uso personal como un bastón elaborado en carey, pomo y tacón de oro de 18 quilates; un encendedor “Ronson” en níquel con relieves del escudo nacional y piedra del sol en plata sobredorada; un reloj de bolsillo en oro marca “Longines”, un sombrero de copa, anteojos y un saco de lana.

También exhibe artículos que demuestran el estilo de vida de esa época como una cajetilla de cigarros “Violeta” de la Gran Fábrica de Puros y Cigarros de Celso Onofre; una caja de cerillos “La Corona”; juego de tazas y platos de café de origen checoslovaco.

Tres Museos destacó que la integración de este espacio museográfico formará parte permanente del Museo del Noreste, la cual busca mejorar el aprendizaje a través de una experiencia integrada por múltiples elementos informativos, así como destacar la importancia de este sistema de transporte.