El Telescopio Solar del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE) cumplió 80 años de entrar en funciones, y sigue siendo un instrumento que, con las actualizaciones adecuadas, continuará siendo útil tanto para la divulgación científica como para investigación, afirmó el investigador de este Instituto, David Iturbe.

Además, este telescopio solar cuenta con una excelente localización e instrumental que permite hacer registros del Sol que no son realizados por ningún otro instrumento moderno en México.

Fue en 1937 cuando el entonces presidente Lázaro Cárdenas le dio dinero a Luis Enrique Erro para que fuera a Francia y se atendiera médicamente su problema de la sordera. Sin embargo, Erro utilizó un gran porcentaje del dinero para comprar un telescopio.

Del desacato al presidente ocurrido hace 80 años, da testimonio una placa dorada colocada en la montura del telescopio con la siguiente inscripción.

"Este instrumento fue adquirido con la mayor parte de la suma que el Presidente Lázaro Cárdenas me dio para curar mi sordera. Quede en México como uno de los recuerdos de este gran mexicano", se lee en la placa.

La desobediencia de Erro, quien en 1942 fundó el Observatorio Astrofísico Nacional de Tonantzintla, ha trascendido en el tiempo no sólo como anécdota, sino en forma de ciencia. El instrumento generó cientos de placas astronómicas del cielo nocturno, lo que sirvió para que algunos de los más destacados astrofísicos mexicanos del siglo veinte se entrenaran con él.

Ya adaptado para observar el Sol, a partir de 1957, ha estudiado sin parar la actividad del astro rey, desde ráfagas y manchas hasta eclipses, tránsitos e, inclusive, una aurora boreal. Y durante ocho décadas, miles y miles de ojos han contemplado el sol a través de sus lentes.

“El telescopio fue adquirido en Francia con parte del dinero que el presidente Cárdenas le dio a Erro; llegó a México en 1937 y fue instalado en la casa de Erro. En 1940 lo donó al naciente Observatorio Astrofísico Nacional de Tonantzintla. Ahora se le conoce como el Telescopio Solar del INAOE”, explicó el doctor David Iturbe, a través de un comunicado.

Carlos Escamilla Castillejos, técnico del INAOE, apuntó que hasta 1957 el instrumento donado por Erro funcionó como un telescopio nocturno, para lo cual utilizaba una cámara BM Ros-Fecker y que fue donada por la Universidad de Harvard en 1941.

En 1957 la cámara fue sustituida por un filtro Lyot para la observación de la cromosfera solar. Una de las observaciones importantes realizadas con el filtro Lyot fue la ráfaga registrada entre el 9 y el 10 de febrero de 1958, que ocurrió casi en el centro del disco solar.

“El telescopio solar ha sido también testigo de otros grandes eventos relacionados con nuestro Sol”, comentó el doctor Agustín Márquez, del área de Divulgación y Comunicación del INAOE.

“El 11 de julio de 1991 ocurrió un eclipse total de Sol cuya franja de umbra pasó por Puebla. La fase de totalidad ocurrió aproximadamente a las 14 horas tiempo local y fue registrada por el telescopio. Más recientemente se pudieron registrar los tránsitos de Venus, el 5 de junio de 2012, y de Mercurio, el 9 de mayo de 2016”, citó.

En 2015 el filtro Lyot fue sustituido por un etalón de la compañía Daystar que permite ajustar la longitud de onda donde se quiere tener la máxima transmisión y produce un ancho de línea de 0.07 nm. Con el nuevo filtro se captó el eclipse parcial de Sol del 21 de agosto de 2017.