Los 60 municipios más desarrollados del país resultaron reprobados en viabilidad financiera, con una calificación promedio de 58.9 puntos, de acuerdo con el Índice de Viabilidad Financiera Municipal (IVFM) 2017 de la consultora ARegional.

La directora general de la firma, Flavia Rodríguez Torres, informó que de esta muestra de 60 municipios, de los cuales 29 son capitales, los de mayor viabilidad financiera son Corregidora, Querétaro (84.5 puntos), Querétaro, Querétaro (82 puntos) y San Andrés Cholula, Puebla (81.3 puntos).

En contraste, La Paz, Baja California Sur (31.2 puntos), Mexicali, Baja California (38.0 puntos) y Carmen, Campeche (40.8 puntos) ocupan los últimos lugares en el IVFM, señaló en rueda de prensa, en donde aclaró que la muestra considerada no es representativa de todos los municipios del país.

Señaló que la principal característica que comparten los ayuntamientos con alto grado de viabilidad financiera es que sus sectores manufactureros y de servicios están muy desarrollados y les imprimen una buena dinámica económica que incentiva la demanda de bienes y servicios, lo que facilita la captación de recursos propios, otorgándoles buena flexibilidad financiera.

En tanto,  los municipios colocados en los lugares más bajos tienen en general una baja generación de ingresos propios y altos costos operativos, por lo que tienen muy limitada su flexibilidad financiera.

Esto ha resultado en que estos municipios tengan niveles de endeudamiento considerables en relación con sus ingresos ordinarios, con compromisos contraídos que resultan difíciles de reducir en el corto plazo, anotó Rodríguez Torres.

Explicó que de los 60 municipios analizados, en su mayoría son de carácter urbano, ya que son parte o pertenecen a una zona metropolitana, su base económica descansa principalmente en actividades como servicios, donde destaca el comercio y el turismo, así como en las manufacturas.

La especialista en finanzas públicas locales destacó que la mayor parte de estos ayuntamientos se consideran los principales impulsores de las economías de sus respectivos estados.

Aclaró que los ayuntamientos de la muestra no son muy representativos de los dos mil 446 municipios del país, ya que estos cabildos se encuentran en una posición económica superior a la media nacional, con índices de desarrollo altos e índices de marginación bajos.

Por consiguiente, los resultados del IVFM 2017 no se pueden generalizar a los ayuntamientos que no son considerados dentro de la muestra, subrayó la directora general de aregional.

Si bien esta muestra de 60 municipios no son representativos de todos los que hay en el país, su bajo nivel de viabilidad financiera muestra “un panorama un poco triste” para las alcaldías en general, pues revela que no quieren cobrar impuestos ni hacen un manejo eficiente del gasto, lo que seguramente se acentúa en las ayuntamientos menos desarrollados.

De los resultados del Índice de Viabilidad Financiera Municipal 2017 se desprende que, en general, los gobiernos municipales requieren corregir sus deficiencias estructurales, fortaleciendo y consolidando su gestión administrativa para mejorar su desempeño en el corto, mediano y largo plazos, especialmente en lo referente a la generación de ingresos propios.

Por esta razón, sería prudente que los ayuntamientos realicen acciones que incentiven su recaudación local, con fines de lograr mayor eficiencia en su administración financiera y operativa, añadió Rodríguez Torres.