“Yo vivo los premios con una enorme alegría y, al mismo tiempo, alejándolos de la justicia, pues nada tienen qué ver con ella, sino con el don y la alegría”, expresó hoy Alberto Ruy-Sánchez, ganador del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2017 en el área de Lingüística y Literatura.

Entrevistado por Notimex en ocasión de la distinción, el escritor, poeta, traductor y editor mexicano (7 de diciembre de 1951) se dijo “muy contento”, y consideró que representa “la responsabilidad de seguir adelante con la exigencia de construir una obra literaria que sea lo mejor que puedo hacer en cada momento, como lo hacen los artesanos de México y de otras naciones, como Marruecos y la India”.

Al mismo tiempo, dijo, continuará ejerciendo la tenacidad editorial por comprender las dimensiones de México que cree más significativas, y que es lo que hace desde su labor en "Artes de México", revista de la que es director general desde 1988 y presidente del consejo de la compañía editorial que la publica. Se trata de la publicación periódica más importante en América Latina en su tipo.

“Seguiré haciendo eso a pesar de todas las inclemencias económicas que nos acosan”, dijo el entrevistado, reconocido editor y escritor mexicano, a quien se debe la autoría de más de 30 libros de novela, ensayo, cuento y poesía. Añadió que un tercer elemento implícito en su labor editorial y en su obra personal, “es la exigencia de seguir ejerciendo la responsabilidad de reflexionar sobre nuestro presente y nuestro futuro”.

Dueño de una amplia obra que ha sido elogiada por personalidades internacionales de la talla de Octavio Paz, Juan Rulfo, Severo Sarduy, Alberto Manguel y Claude-Michel Cluny, y al mismo tiempo premiada por diferentes instituciones y entidades públicas y privadas dentro y fuera del país, Ruy-Sánchez ha sido profesor invitado en numerosas universidades, entre ellas Middlebury y Stanford.

El risueño entrevistado, quien imparte con regular frecuencia cátedras y conferencias en prácticamente toda América, así como en diversas naciones de Asia, África y Europa, se congratuló por ser ganador este año del mencionado premio, que se une al de Guadalupe de la Garza (Historia, Ciencias Sociales y Filosofía), Francisco Barnet (Artes y Tradiciones Populares) y Nicolás Echevarría (Bellas Artes), entre otros.

Explicó que esta distinción coincide con la que se hace a Mercedes de la Garza, a quien admira y de quien dice aprender cada vez que la lee o está con ella. “Es la mayor mayologa mexicana, lo que significa que es una de las más importantes descifradoras de una de las dimensiones de México, porque lo maya sigue; desapareció el viejo estado maya, pero lo maya sigue vivo”.

Por otro lado, citó al el chamán seri Francisco Barnet, a quien igualmente dijo admirar en toda la grandeza y profundidad de su sabiduría, y a Nicolás Echeverría, un gran cineasta y amigo del entrevistado. “Coincidimos en el año 1974 trabajando juntos en la Cineteca Nacional”, recordó, para subrayar que “hay una cámara de ecos” en esta cuarteta de designados con ese premio de carácter nacional.

El autor de "Quinteto de Mogador" señaló que este premio distingue los méritos de quien lo va a recibir, y éste tiene que pensar en la dimensión de alegría que da esa idea del jurado, independientemente del mérito. “Debo decir gracias, pues entiendo que es un regalo que me dan y lo agradezco, pero la alegría no tiene qué ver con el mérito, porque uno siempre se merece la alegría”.

Tras emplear esa frase de su admirado semiólogo, filósofo, ensayista y escritor francés Roland Barthes (Cherburgo-Octeville, Francia, 12 de noviembre de 1915-París, Francia, 25 de marzo de 1980), Alberto Ruy Sánchez aseguró desconocer hasta hoy cuándo será la ceremonia de entrega de los premios mencionados, sin embargo, su alegría y satisfacción es evidente al mismo tiempo que en este momento trabaja en su oficina.

La resolución presidencial sobre el otorgamiento de los premios se publica en el "Diario Oficial de la Federación" y serán entregados en una ceremonia a la que asistirá Alberto Ruy-Sánchez, distinguido con el Premio Nacional de Artes y Literatura en el campo de la Lingüística y Literatura por su calidad y originalidad literaria en los géneros de narrativa, ensayo y poesía.

Igualmente se hizo acreedor a ese galardón por el carácter universal de su obra y la proyección de la cultura mexicana, lograda mediante su labor editorial a lo largo de su amplia trayectoria. Ruy-Sánchez estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana; un posgrado en la Universidad Jussieu, en París; Filosofía en la Universidad de Vincennes, y Literatura en la Escuela de Altos Estudios de París.