Con la participación del joven violinista Emmanuel Quijano, la Sinfonietta Veracruzana interpretará “Concierto No. 3”, de Wolfgang Amadeus Mozart, y la” Obra Punctus contra Punctum”, del compositor Alexis Aranda, este domingo en el Auditorio IMAC de Xalapa.

Bajo la dirección de Ricardo Martínez, la agrupación se ha caracterizado por impulsar a las nuevas generaciones de músicos en México, con el fin de promover el desarrollo de jóvenes solistas en el arte de la música, señalaron sus promotores.

Entre sus filas se encuentran destacados músicos de la Sinfónica de Xalapa, Orquesta Juvenil de Veracruz así como jóvenes talentos que han realizado estudios en el exterior y que regresan a formar parte de sus atriles.

En su próximo concierto tendrá como solista invitado al virtuoso violinista xalapeño Emmanuel Quijano, quien ha sobresalido entre la nueva generación de músicos por su talento y se ha convertido en una fuerte promesa.

Quijano inició sus estudios musicales a la edad de 6 años bajo la tutela del maestro Luis Rodrigo García Gama. A los 10 años de edad ingresó a la Facultad de Música de la Universidad Veracruzana. Ha sido solista de diversas orquestas entre las que destacan la Orquesta Sinfónica de Xalapa, la Orquesta de Cámara de Boca del Río y la Orquesta Filarmónica de Querétaro.

Ricardo Martínez, actual director de la Orquesta  ha colaborado con la Muntenia Philharmonic, Berlin Sinfonietta, Orquesta Nacional de la Radio Rumania, Orquesta Nacional de Lituania y la Westsächsisches Sinfonieorchester Leipzig.

Ahora sigue su desarrollo bajo la guía del prestigiado director y formador de directores Jorma Panula, quien es su mentor. Debutó en el Carnegie Hall de Nueva York en noviembre de 2011, siendo el director de orquesta mexicano más joven en presentarse en esta sala.

Actualmente Ricardo Martínez es responsable de la construcción de las relaciones culturales-diplomáticas con Bosnia-Herzegovina, creando un modelo de inserción de México en nuevas regiones en el Mundo. También se encuentra en el desarrollo de un proyecto cultural en Bosnia y Herzegovina, que busca llevar la reconciliación y el diálogo entre las ciudades de los Balcanes, como un modelo en el desarrollo de la Paz.