El pleno del Senado de la República aprobó, por 101 votos a favor y cero en contra, declarar la tercera semana de diciembre de cada año como la “Semana Nacional de las Personas Migrantes y Refugiadas”, a fin de fortalecer los programas de gobierno para proteger a esos sectores.

La propuesta contenida en un dictamen de las comisiones unidas de Asuntos Migratorios y de Estudios Legislativos Primera, refiere que es necesario que los tres niveles de gobierno y la sociedad asuman el tema migratorio como prioritario en la agenda nacional.

Esta semana será un espacio donde se fortalezcan y vinculen los programas y estrategias del gobierno para proteger, defender, promover y garantizar los derechos humanos de la población migrante, como lo establece el Artículo 1º Constitucional.

En esta conmemoración anual se busca establecer módulos de información, orientación y quejas para las personas migrantes; la difusión de una bolsa de trabajo orientada a este sector de la población; y foros con especialistas respecto a su situación.

También se propone evaluar el avance del cumplimiento de recomendaciones realizadas por diversos mecanismos regionales e internacionales en cuanto al tema migratorio; y realizar un trabajo conjunto para mejorar los marcos normativos y de políticas existentes.

La celebración coincidirá con el Día Internacional del Migrante, que se conmemora cada 18 de diciembre; y se considera también a los refugiados para atender los flujos migratorios mixtos, que también contempla a personas que requieren de protección internacional.

El dictamen aprobado por el pleno del Senado de la República se remitió a la Cámara de Diputados.