La mexicana y estudiante de doctorado en la Universidad de California Santa Cruz, Ariadna Murguía-Berthier, colaboró con la red de científicos en el mundo para la reciente detección de ondas gravitacionales ocasionadas por la colisión de dos estrellas de neutrones.

La joven realizó una compilación de los datos y modeló lo que sucedía durante el evento, pues trabaja en Estados Unidos con Ryan Foley y Enrico Ramírez-Ruiz, astrónomos observacionales y teóricos, expertos en altas energías y ondas gravitacionales, señaló la Agencia Informativa Conacyt.

Detalló que debido a que los astrónomos cuentan con una asociación al programa Laser Interferometer Gravitational-Wave Observatory (LIGO) es que la universidad recibe alertas de detección de ondas gravitacionales para conocer cuándo suceden colisiones de agujeros negros o estrellas de neutrones.

"El equipo de Ryan logró ser el primero en el mundo en ver la luz óptica que se había predicho de este objeto. En la colisión de la estrella de neutrones LIGO vio las ondas gravitacionales y dos segundos después los rayos gamma fueron detectados".

"Nosotros vimos la luz en el óptico e informamos a los demás astrónomos del mundo convirtiéndose en el objeto que más se ha observado con telescopios de astrónomos", agregó la becaria del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

La mexicana compiló los datos e hizo diversos modelados que permitieron a los astrónomos sacar diversas conclusiones junto a la comunidad internacional.

Murguía-Berthier ofrece pláticas y presenta diversos trabajos de investigación en Estados Unidos, Italia y México, éste último a donde podría regresar tras finalizar sus estudios, según las posibilidades laborales que se le presenten, confesó.

“Estoy muy orgullosa de ser mexicana y agradezco a Conacyt pues he visto que muchos estudiantes tienen problemas porque no tienen becas. Esto me ha dado una oportunidad grandiosa que muchos otros estudiantes internacionales no tienen”, agregó.