Debido a su riqueza cultural y a lo atractivo de sus tradiciones, Oaxaca, Amecameca, San Andrés Tuxtla y Villahermosa, son algunos de los destinos del país que invitan a festejar, con sus platillos típicos, sus rituales y sus costumbres durante las fiestas de Navidad y Año Nuevo.

La empresa de transporte terrestre ADO expuso en un comunicado que el abanico de posibilidades para vivir nuevas experiencias en el país es sumamente amplio.

Refirió que Oaxaca es un destino que cuenta con una de las celebraciones más atractivas, la Noche de los Rábanos, la cual nació en 1897, se festeja el 23 de diciembre y tiene como particularidad que se presentan una serie de figuras realizadas con rábanos, entre las que se encuentran nacimientos.

Amecameca, ubicado en el estado de México, es a su vez uno de los mejores sitios para elegir los tradicionales pinos y darle un toque navideño a los hogares, además de contar con el Parque de los Venados Acariciables, donde se puede disfrutar de la naturaleza y convivir con los seres queridos.

En Veracruz, San Andrés Tuxtla cuenta con una de las mas añejas fiestas decembrinas, en donde los pobladores e invitados adornan ramas de arboles de manera festiva, que representan la renovación de la naturaleza, mientras que Veracruz llama la atención por el ambiente festivo y para celebrar el fin de año.

Por último, Villahermosa, la capital de Tabasco, es reconocida por su ánimo festivo desde el primer minuto de diciembre, en donde regularmente las calles son adornadas con miles de foquitos y varias familias montan representaciones originales del pesebre navideño con un toque de la vestimenta local.